Predicaré la verdad con el corazón ardiente como el de Jeremías

predicacion-diosmadre.org


YP Jin, Corea

Han pasado algunos años desde que vine a Corea para conseguir trabajo. Mi vida en este país extranjero fue más dura de lo que había pensado. Pero pude soportarlo gracias a mi esposa que siempre me daba fuerzas y a mi fe en Dios que siempre me había apoyado en mi vida. Después de mudarnos a Busán, nuestra vida se estabilizó, e íbamos a la iglesia todos los domingos.

Un día, me llamó mi tercer hermano mayor que vive en Seúl, y me dijo que estudiara la Biblia en la Iglesia de Dios más cercana. Ya que muchas personas me habían dicho que no fuera a la Iglesia de Dios, rechacé firmemente su petición. Pero él me llamaba con frecuencia sin rendirse y me decía que fuera allá. Entonces sentí curiosidad y un sábado visité la Iglesia de Dios.

Estudiando la verdad, no podía creer lo que veían mis ojos. Había estado leyendo la Biblia por diez años, pero todo parecía nuevo. Esta era realmente la verdad. Entonces tuve mucha ansiedad de predicar la verdad a mi esposa. Cuando llegué a casa, le pedí a mi esposa que se sentara y le enseñé la verdad. Pero ella no quería escucharme. Su corazón estaba firmemente cerrado y hasta dijo que nuestra fe era diferente.

Su reacción era fría cada vez que le predicaba la palabra de Dios, pero yo todavía creía firmemente que ella era hija de Dios. Aunque no se sentía feliz con que yo asistiera a Sion, me compró un traje nuevo, diciendo: “Tienes que vestirte limpio y pulcro cuando vayas a adorar a Dios”. Así, no escatimaba esfuerzos en apoyarme para que recibiera las bendiciones de Dios. Al ver esto, pude sentir que una vez que comprendiera la verdad, ella serviría a Dios más fervientemente que yo.

Pensé que la única manera de cambiar su corazón era predicarle la palabra de Dios. Después de leer los Libros de la Verdad en chino, me convencí aún más de la verdad, y predicaba la palabra de Dios a mi esposa cada vez que tenía oportunidad.

No puedo olvidar el momento en que entré en Sion con mi esposa. Ella recibió la verdad después del culto de la noche del Día de Reposo, y todo lo que pude hacer entonces fue dar gracias a Dios. Mi esposa y yo nos prometimos guiar a otros familiares a Sion.

Ahora ella está trabajando para el evangelio más duro que yo. Cada vez que tiene tiempo, va a Sion para estudiar la Biblia y me cuenta lo que ha aprendido cuando regreso del trabajo. Lo que tenemos que hacer ahora es ir y encontrar a los miembros de nuestra familia celestial. Tenemos muchas personas a nuestro alrededor para predicar la verdad incluyendo a nuestros familiares. Un día, mientras oraba antes de ir a dormir, le pedí a Dios que hiciera que llegara más rápido el siguiente día. Cuando amaneció, visité a mis familiares camino al trabajo y les prediqué la palabra de Dios. Después quedé conmovido al pensar en Dios: el Padre y la Madre celestiales deben de habernos buscado con ese corazón ansioso.

Predicaré la verdad con el corazón ardiente como el de Jeremías y con el corazón del Padre y la Madre, y guiaré a muchas almas a Dios.

Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

 

Después de encontrarme con Dios en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, mi vida cambió totalmente.
El mejor viaje de mi vida
Share

6 thoughts on “Predicaré la verdad con el corazón ardiente como el de Jeremías

  1. Mateo 28:18-19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones…enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado…
    Como esta voluntad de Dios, debemos predicar la verdad a todas las naciones.
    Es decir, lo que tenemos que hacer ahora es predicar la verdad con la fe firme como el corazón de Jeremías.
    Y vamos a regresar al reino de los cielos, buscando a los hermanos perdidos rápidamente.

  2. De cierto, esta fragancia de Sion me hizo reflexionar sobre mi fe.
    Pensé que me esforzaba en la misión del evangelio,pero, realmente ¿hacía mis mejores esfuerzos con todo mi corazón, y con toda mi alma, y con toda mi mente?
    Deseo que sea el hijo que les da alegría al Padre y a la Madre celestiales, haciendo el movimiento de la predicación de siete mil millones de personas con el corazón ardiente como el de Jeremías.

    1. Yo también quiero ser la hija que dar alegría a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre(la Madre Celestial) llavando buen fruto.

  3. Felicidades!!
    Todavía estarián muchas almas quienes tienen sed espiritualmente buscando la verdad aunque crean en Dios como hermano. Aun que ellos no quieran escuchar la palabra de Dios por medio de la difamación de satanás en el principio, nosotros debemos predicar con el corazón ardiente como el de Jeremías con la fe que ellos son los hijos de Dios.
    Esto es la esperanza de Dios Padre Ahnsahnghong y de Dios Madre en este año. La Madre Celestial nos dijo que nosotros podemos buscar todos los hermanos perdidos cuando tengamos buen corazón y cara de risa.
    Obedeciendo la palabra de Dios Madre, prediquemos esta buena noticia a todo el mundo con el corazón ardiente como el de Jeremías.
    Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial donde esta Dios Verdadera

  4. ¡Qué buena fragancia de Sion!
    Yo tambien quiero predicar a Dios Padre (Cristo Ahnsahnghong) y Dios Madre quienes son salvadores de esta época con el corazón de Jerumías.
    Ojala que todo el mundo crea en el Dios Padre y en Dios Madre y reciba la salvación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *