La obra del evangelio no es difícil

Mar 2, 2016 by

MINSK, BELARUS http://www.shutterstock.com/

MINSK, BELARUS http://www.shutterstock.com

MS Lee,  Corea

Antes de las vacaciones de verano, me tracé la meta de llevar un buen fruto sin falta. Por lo general me trazaba metas solo por las vacaciones de verano, pero no podía alcanzarlas; creo que era porque no podía hablar bien delante de los demás y también me faltaba capacidad para predicar la palabra de Dios. Sin embargo, esta vez realmente quería alcanzar mi meta.
En ese entonces, había alguien a quien quería predicar: era un extranjero que vivía al lado desde hacía un tiempo. Lo visité junto con otros dos miembros de Sion. Él era alto y se veía de edad avanzada. Nos hizo pasar amablemente. Nos saludamos, pero no sabíamos qué más decir, porque ninguno de nosotros podía hablar un idioma extranjero.
Sin embargo, expresamos con sonrisas y gestos –que es el idioma universal– que queríamos compartir las palabras de Dios. Entonces el señor, cuyo nombre era Pavel, dijo con una gran sonrisa que había venido por trabajo desde Bielorrusia, un país de Europa del Este, y con gusto nos siguió a Sion.
MINSK, BELARUS-diosmadre.org1

Afortunadamente, Pavel podía hablar varios idiomas, incluyendo el bielorruso, que era su lengua materna: inglés, alemán y polaco. Después de ver cuidadosamente el vídeo de presentación de la iglesia en inglés, mostró interés en la verdad e hizo una cita con nosotros para venir de nuevo a Sion el Día de Reposo.
En la mañana del Día de Reposo, Pavel vino a Sion y estudió la Biblia por un buen tiempo, después de rendir culto junto con nosotros. Un miembro que había ido a un viaje misionero al extranjero y hablaba bien el inglés, ayudó con la traducción. “Esto es irrefutable”, sentenció Pavel y recibió la verdad de la Madre celestial; y al aprender la Pascua del nuevo pacto, no pudo ocultar su sorpresa. Entonces recibió una nueva vida sin dudar.
El hermano Pavel estudió la Biblia desde ese momento, pero para ayudarlo a permanecer firme en la fe aun después de regresar a su país, tenía que estar convencido de la voluntad de Dios con su corazón. Como no había suficiente tiempo antes que regresara a Bielorrusia, yo quería que él tuviera una oportunidad de estudiar la Biblia en bielorruso, de modo que pudiera entender más fácilmente a pesar del corto tiempo. Pensando en esto, escuché una noticia muy oportuna: el bielorruso es muy similar al ruso, y había un miembro que hablaba ruso fluidamente en el Templo de la Nueva Jerusalén.
Dos días antes de que el hermano regresara a Bielorrusia, visitamos el Templo de la Nueva Jerusalén. Observando los alrededores del templo, tuvo una larga conversación en ruso con un miembro y aclaró todas las preguntas que solo había guardado en su mente. Estudió la Biblia detalladamente y satisfizo su curiosidad, pasando un tiempo significativo.
“He estado en la Iglesia Adventista del Séptimo Día durante mucho tiempo. Muchos alemanes viven cerca de mi pueblo, y todos son adventistas. Como parecía que eran muy felices, simplemente los seguí. Sin embargo, fui herido por ellos. Pero ahora estoy muy feliz de dar el primer paso de una nueva vida religiosa en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial llena de amor. La gente en Rusia y en muchos países de Europa está perdiendo la moral, por lo que su sociedad se ha enfermado. Europa necesita a Dios. Y necesita amor.”
En el país del hermano Pavel, Bielorrusia, acaba de establecerse una Casa Iglesia. El hermano prometió estudiar mucho la Biblia y ayudar al misionero que no estaba acostumbrado a la cultura bielorrusa, y regresó a su país.
Y hace poco tiempo, escuché de la Sion de Bielorrusia que el hermano Pavel estaba haciendo bien. Estoy realmente sorprendido de que el hermano obedezca las palabras de Dios, sin insistir en su arraigado conocimiento de la Biblia, fortaleciéndose en la fe.
En el pasado, pensaba que era difícil predicar el evangelio; pero era porque quería hacerlo con mi propio pensamiento y por mí mismo. Sin embargo, cuando prediqué el evangelio siguiendo la enseñanza: “Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo”, cuando confié en Dios, y cuando me uní con los miembros, escuchando la petición de la Madre: “Estén unidos”, la obra del evangelio fue fácil y alegre.
Doy gracias a Dios Elohim, Cristo ahnsahnghong y Dios Madre por iluminar mi alma débil a través del precioso fruto, y por concederme más fe y fuerza. Desde el momento en que decidí: “Voy a salvar un alma”, Dios estuvo conmigo hasta el final y abrió todos los caminos. Los miembros de Sion también me ayudaron con todo su corazón desde sus posiciones. El hermano Pavel es un regalo de Dios y un fruto que llevé con unidad. Oro sinceramente que nuestro hermano crezca permaneciendo firme en la fe y llegue a ser un profeta que cumpla la obra del evangelio en Bielorrusia.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

Donde está la Madre celestial es mi verdadero hogar
Después de encontrarme con Dios en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, mi vida cambió totalmente.
Share

4 Comments

  1. linda

    El fruto es realmente el regalo de Dios que Dios nos da cuando confiamos en él, y cuando nos reunimos.
    Además, cuando predicamos, podemos sentir que Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre (la Madre Celestial) siempre esten con nosotros.
    La razón por la que Dios Madre (la Madre Celestial) nos mandó que predicáramos en todo el mundo es para nuestras bendiciones.
    Yo también deseo que el hermano Pavel sea gran obrero de evangelio en Bielorrusia.

    • Daniel

      Amen!! Yo también quiero esforzarme en predicación a fin de obtener buenos frutos.

  2. Mariel

    Leí esta fragancia y podía saber que un miembro ha abierto su corazón… esta mañana predico con más ansia la existencia de nuestra madre celestial 🙂 gracias al Padre y a la Madre por enviarme a Europa como su obrera. Deseo tener corazón de nuestra madre para dar amor a los oyentes y a nuestros nuevos hermanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *