La mesa que mi madre prepara

Aug 24, 2015 by

refrierio de madre-diosmadre.org


“¡Mamá, llegué a casa!”

“Bien, ¿comiste todo tu refrigerio sin dejar nada?

¿Cómo te fue en la escuela hoy?

“Pelé manzanas y las puse en el refrigerador; come algunas. Y también hay patatas cocidas sobre la mesa. Y bebe un vaso de leche”

¿está bien?”

“Está bien.”

Alrededor de las tres de la tarde, esta es la conversación entre mi hijo y yo, la cual tenemos todos los días. Mi hijo me da una respuesta simple por teléfono, y yo no le hablo de otro asunto más que de la comida: “Tienes que comer esto y aquello”. Cuando mi colega que está a mi lado dice en broma: “Hoy no hay pastel de arroz”, comprendo que todo lo que conversé con mi hijo es “come esto” y “come aquello”. El siguiente día, soy consciente de lo que otros podrían pensar, por eso cambio de tema y le pregunto a mi hijo cómo fue su día en la escuela; sin embargo, no puedo evitar sentir que algo falta en nuestra conversación. Como es usual, voy al grano –lo más importante– y converso con él acerca de lo que tiene que comer. Solo entonces me siento aliviada. Esto es en parte porque mi hijo es más bajo que sus compañeros, pero ya que es quisquilloso para comer, el tema más importante de mi conversación es comprobar si comió su refrigerio sin haber dejado nada, y asegurarme de que comió lo que le preparé antes de salir de casa para ir a trabajar.

A decir verdad, yo también era igual cuando era niña. Según mi mamá, yo era quisquillosa para comer desde antes de cumplir un año. No comía la comida para bebés, e incluso después que aprendí a caminar, mi mamá tenía que perseguirme todos los días, con un tazón de arroz. Cuando iba a la escuela, daba la mitad de la comida que llevaba en mi lonchera a mis compañeros de clase, y antes de casarme mi mamá y yo peleábamos todas las tardes porque estaba a dieta. Mi mamá concentró toda su energía en hacerme comer antes de casarme. Sin embargo, ahora vivo una vida saludable y tengo la talla y el peso promedio; gracias a la comida de mamá. Mi mamá preparaba comida deliciosa cuando me despertaba de un profundo sueño. Ya que sabía que era quisquillosa para la comida, preparaba lo que me gustaba, considerando también el valor nutricional. Ahora extraño mucho la comida de mi madre.

Cuando el Padre Cristo Ahnshanghong y la Madre vinieron en carne, dieron a sus hijos la comida física y espiritual. En los inicios de la Iglesia de Dios, cuando la semilla del evangelio empezó a sembrarse –la economía coreana era muy difícil y las personas no tenían suficientes alimentos–, sus hijos pudieron aplacar su hambre en el generoso amor del Padre y la Madre. Puedo imaginar la generosa sonrisa del Padre y la Madre cuando veían a sus hijos sentados compartiendo patatas cocidas juntos y con una gran sonrisa. Hoy también el Padre y la Madre prepararon comida espiritual para nosotros, esperando que sus hijos estén llenos y saludables. Las palabras de vida de la Madre que me dan consuelo y esperanza cuando mi alma está por caer al pantano de la desesperación, los Libros de la Verdad del Padre Cristo Ahnsahnghong que me ayudan a recordar mi esperanza en el cielo cuando me falta paciencia, y los sermones de gracia que me dan fuerza y valor cuando dudo… Todas estas cosas son el alimento nutricional que el Padre Cristo Ahnsahnghong y la Madre han preparado para beneficio de mi alma. Comeré todo con alegría y gratitud y correré el camino del evangelio con energía y nuevas fuerzas. Y me prometo a mí misma cumplir la misión de dar a mis hermanos y hermanas el abundante alimento de la vida.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

La felicidad de mi familia encontrada en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial
La madre recobra las fuerzas por medio de sus hijos
Share

4 Comments

  1. Esteban

    El Padre celestial(Dios Padre), Cristo Ahnsahnghong, y la Madre celestial(Dios Madre) vinieron a esta tierra a fin de salvar a sus hijos que se estaban muriendo debido al hambre espiritual, y nos hicieron comer alimentos espirituales.
    Pero no tenemos que olvidarnos de que los dolores y los sufrimientos del Padre y la Madre se están disolviendo en este alimento espiritual.
    Y también lleguemos a ser la alegría del Padre y la Madre por cuanto nos cambiamos por los hijos maduros que pueden darles los alimentos preparados por los Padres celestiales buscando a los hermanos celestiales que todavía están vagando en varias partes(varias iglesias) en busca de comida espiritual.

  2. linda

    Si su niño come bien, mamá se alegra mucho.
    Pero, si su niño no come bien, mamá tiene gran preocupación pensando que ¿dónde le duele?
    Es igual espiritualmente.
    Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre (la Madre Celestial) vinieron a esta tierra en la carne y nos dieron la comida física y espiritual.
    Si nosotros comemos bien, Dios Madre se alegra mucho.
    Pero, si no comemos bien y no queremos comer, Dios Madre se preocupa.
    Yo también comeré todo con alegría y gratitud y voy a dar estos alimentos de Dios Madre a los hermanos.

  3. alma

    Como las madres terrenales siempre dan el alimento a sus hijos y se preocupan que los comen bien,
    asimismo nuestra madre celestial(Dios Madre) siempre nos dan el alimento espiritual, la palabra de la biblia,
    para que lleguemos bien hasta el reino de los cielos.
    la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial(IDDSMM)es donde mora Madre celestial(Dios Madre)quien es la fuente del alimento espiritual.

  4. Lopez

    Estudiar o trabajar para hacer cualquiera cosa, la fuerza fisica es fundamental.
    La fuerza física se base en que comer el alimento bien

    Así también nuestro alma para llevar una vida saludable espiritualmente, necesita comer bien, es decir, estudiar la palabra de Dios.

    Si no come bien los niños, sus padres se preocupa,así también si no come el alimento espiritual, la palabra de Dios, se preocuparán Dios
    Yo oro que se expanda la verdadera palabra de Dios a todo el mundo, a todas partes por la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *