El fruto crece por el amor de la Madre

Jul 19, 2016 by

Por el amor de madre-ois.com.es


JH Yun, Paraguay

Ahora estoy en Asunción, capital de Paraguay, al lado opuesto de Corea. La mayoría de las personas aquí creen en Dios, pero sufren de hambre espiritual porque practican la idolatría y no pueden escuchar las palabras de la vida. Cada vez que converso con las personas de aquí, siento que tengo que encontrar a mis hermanos y hermanas lo más pronto posible, y esto hace que acelere mis pasos para predicar.

Un día encontré a una pareja de ancianos mientras predicaba diligentemente el evangelio, como era usual. Después de escuchar las palabras de la verdad, la anciana aceptó la verdad con alegría, diciendo: “¡Esta es la verdad!” Entonces su esposo, que tenía una discapacidad auditiva, también recibió la promesa de una nueva vida.

Después que recibieron la verdad, los visitaba frecuentemente con otro miembro. Cada vez que los visitábamos, encontrábamos que el hermano había alistado todo (una mesa, sillas, la Biblia, bebidas y un ventilador eléctrico) para que pudiéramos estudiar la Biblia en el mejor ambiente. Y cuando su esposa estaba estudiando la palabra de Dios con nosotros, él siempre estaba sentado a su lado.

Pero ya que no podía escuchar bien, hacía un sinnúmero de preguntas mientras estudiábamos. Esto con frecuencia nos impedía continuar nuestro estudio. Por eso decidí enseñarle por separado.

Para ser honesto, no sabía qué hacer. Aunque ya habían pasado cuatro meses desde que había llegado a Paraguay, mi español no mejoraba en nada. Por eso me era muy difícil enseñar la Biblia a los demás. Entonces, cada vez que encontraba al hermano para estudiar, todo lo que podía hacer era orar ansiosamente y mostrarle un vídeo, o leer la Biblia juntos señalando cada versículo con mi dedo. Debe de haber sido muy difícil para él comprender las palabras de la verdad, porque no podía darle ninguna información adicional. Probablemente debido a esto, frecuentemente desaparecía mientras veíamos un vídeo. Me sentía afligido y preocupado porque no podía alimentarlo con suficiente alimento espiritual, que es la palabra de Dios.

“¿Qué debo hacer para ayudarlo a comprender completamente las palabras de la verdad?”

Pensaba en esto cuidadosamente todos los días. Entonces un día, de manera repentina, la revista “Elohista” llamó mi atención. Por eso le di un ejemplar de la revista como regalo, esperando que fuera de ayuda para él.

Tres días después, lo encontré nuevamente con otro miembro, y nos dio la bienvenida con más amabilidad de lo usual. Dijo que había leído el sermón de la revista Elohista hasta muy de noche, y levantó su pulgar, gritando repetidamente: “¡Cierto, cierto!” Incapaz de esconder su alegría, siguió diciendo: “¡Dios Madre, Dios Madre!”

Habría sido imposible sin el amor de la Madre. La Madre abrió los ojos y los oídos del hermano, en lugar de mí, que era tardo para hablar. Como empezó a comprender mucho mejor las palabras de la verdad, esperaba que asistiera naturalmente a los cultos. Sin embargo, no venía a Sion; solo su esposa venía constantemente.

Con la excusa de que no tenía un traje formal, no venía a la iglesia. Después, asistió un par de veces, y otra vez dejó de venir a Sion. Parecía que le disgustaba el hecho de no poder escuchar completamente el sermón. Podía sentir su corazón afligido, y esto me entristecía. Quería darle un poco de valor, y decidí escribirle una carta. Con la ayuda de algunos miembros locales, escribí un mensaje corto para él en una tarjeta postal, y se la entregué.

「Aunque usted no puede escuchar bien, Dios le ha dado ojos para ver y corazón para comprender. También le ha dado piernas fuertes para que pueda venir a verlo. ¡Qué bendecido es usted! Por eso, por favor venga a Dios con gratitud … 」

Entonces, el siguiente día del culto vino a Sion con una amplia sonrisa, vistiendo un traje formal limpio. Después del culto, los acompañé a él y a su esposa hasta la parada de buses. No puedo expresar con palabras lo feliz que me sentí en ese momento. Incluso después que subieron al autobús, me quedé allí despidiéndolos. Solo después que el autobús desapareció completamente de mi vista, regresé a Sion. Estaba conmovido hasta las lágrimas por el hermano que había vuelto al seno de la Madre, y también muy agradecido a Dios por conmover el corazón del hermano a través de su amor. Ahora el único deseo de ellos es guiar a sus hijos a la verdad. Realmente espero que su deseo se cumpla sin falta.

Ahora puedo comprender lo que significan estas palabras: nuestro éxito en la predicación del evangelio no depende de con cuánta fluidez hablemos en otros idiomas, o de qué tan buenos seamos enseñando la palabra de Dios, o de cuántos versículos de la Biblia sepamos. Viendo a las almas crecer alimentándose con el amor invisible de la Madre, prometo predicar el amor de la Madre en todo Paraguay, por encima de todo.

Oro con todo mi corazón para que la iglesia de Asunción, Paraguay, se llene de buenos y hermosos frutos, y que todos ellos crezcan en el amor del Padre y la Madre.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

“¡Encontremos a todos los miembros de nuestra familia celestial y salvémoslos!”
La advertencia del Titanic
Share

5 Comments

  1. Gloria

    Podía comprender por este articulo que el más importante para salvar un alma es el amor. Aunque lea muchas veces la Biblia o conozca la palabra de Dios con mucha sabiduria si no mostrara el amor, no podría lograr nada.
    El hermano también sintió su amor por su carta del sincero corazón, no la enseñanza. Hablar bien otro idioma es necesario para predicación a los extranjeros, no obstante, no es todo eso.
    Dios es todo poderoso. Él todo puede hacer en un momento. Sin embargo, no nos sava con esa manera, Él se sacrifico con mucho sufrimiento para salvarnos drante largo tiemo.
    Aprendiendo el amor de Dios Padre y de Dios Madre, entreguemos el amor de Dios para que nuestros hermanos perdidos vuelvan al seno de Dios Madre y a Sion.
    la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial predica el amor inmenso de Dios Madre.

    • linda

      Amen. La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial esta mostrando el amor de Dios Madre(la Madre celestial) en todo el mundo. Por eso, está recibiendo muchos premios de cada país.

      • sandra

        Es cierto! Gracias a Dios Padre y a Dios Madre!
        Todo es gracia de Dios!

    • Ester

      El amor de la Madre celestial es muy grande.

  2. Lucy

    En realidad el amor de la Madre Celestial nos ha guiado siempre para que podamos entender el camino al reino de los cielos. Agradezco al Padre Cristo Ahnsahnghong y a la Madre Celestial por su amor infinito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *