Bendiciones de los que están preparados

Oct 2, 2015 by

uva-diosmadre.org


 EH Lee,  Corea

“¡Complaceré a la Madre llevando buenos frutos!”
Ya que administro una pequeña tienda con mi esposo, es difícil para mí salir a predicar. Por eso, cada vez que tenía tiempo predicaba las buenas nuevas a mis clientes cuando visitaban mi tienda, y a mis vecinos con quienes me encontraba. Aunque estaba realmente ocupada trabajando desde la mañana hasta la noche, no olvidaba que “predicar el evangelio es mi deber”. Tal parecía que Dios se complacía conmigo, pues me permitía llevar mucho fruto. Pero muchos de ellos no lograron permanecer firmes en la fe, muy probablemente porque yo no les predicaba las palabras de la Biblia en el tiempo apropiado, con la excusa de que estaba ocupada.

Antes del día de Pentecostés, pedí ansiosamente a Dios que me ayudara a encontrar una buena alma. Leía los Libros de la Verdad cada vez que el tiempo me lo permitía, y practicaba la predicación de la Biblia con mi esposo incluso en el trabajo, pensando que si no me preparaba, se repetiría el mismo resultado anterior, aunque Dios me concediera frutos.

“Para llevar buenos frutos, yo misma, que soy una rama, debo ser fuerte primero.” Con este pensamiento, estudié las palabras de Dios con diligencia y guardé el día de Pentecostés sagradamente. Entonces sentí que algo bueno sucedería, y sucedió: muchas cosas alegres me ocurrieron constantemente.
Un día, prediqué la palabra a la dueña de una peluquería, a quien había conocido. En ese momento, en la peluquería solo estaba la mamá del amigo de mi hijo; ella había estudiado la verdad una vez, pero cerró su corazón después de escuchar comentarios difamatorios sobre nuestra iglesia de parte de sus vecinos. Estaba algo preocupada de que se negara a escuchar, pero abrí la Biblia pensando que era una oportunidad para aclarar su malentendido. Pero para mi sorpresa, ella mostró más interés que la dueña de la peluquería. Escuchando la verdad de la Madre celestial, quedó convencida de su existencia e inmediatamente recibió la promesa de una nueva vida. Lo primero que dijo después de renacer como hija de Dios, fue: “¡Me siento muy aliviada ahora!”

Ella me dijo que solía visitar adivinos porque se sentía inquieta hasta por las cosas más pequeñas. También había asistido a la Iglesia Católica con el deseo de apoyarse en Dios mientras vivía en este mundo donde nadie sabe qué pasará mañana. Finalmente conoció al verdadero Dios y halló consuelo. Al verla, yo también me sentí aliviada.

Ya que ella administraba un restaurante, terminaba su trabajo al amanecer. Me preocupaba que se alejara de Sion, al no poder recibir alimento espiritual continuamente. No obstante, ella dormía menos horas y venía a Sion cada mañana, diciendo que quería aprender rápidamente las palabras de Dios. Probablemente estaba cansada, pero no lo mostraba; en cambio, nos dijo que se sentía apenada por visitarnos tan temprano. ¡Qué hermosa! Con este hermoso corazón, guió a su esposo al camino de la salvación.

No solo yo quedé sorprendida con su cambio. La dueña de la peluquería, que al principio era indiferente a la verdad, también se sorprendió con el cambio de la hermana; ella sabía que la hermana visitaba frecuentemente la casa de un chamán como si fuera su propia casa. Después de estudiar seriamente la verdad, recibió a Dios como un manso cordero. Ahora está aprendiendo la Biblia diligentemente y también predicando la verdad a su familia, aunque está muy ocupada.
Doy gracias a Cristo Ahnsahnghong y a Dios Madre por permitirme llevar buenos frutos a mí, que soy débil. Desde ahora, siempre pondré a Dios en el centro de mi corazón y prestaré más atención a las palabras de la verdad. Creo que Dios me permitirá guiar muchas almas a Sion, a la Iglesia de Dios Socidad Misionera Mundial, si me preparo para alimentarlas con la palabra de Dios a su tiempo.

Las fiestas de otoño están cerca. Como una fiel obrera de Dios, daré la comida de vida a muchas personas con diligencia, para que todos puedan recibir la bendición del Espíritu Santo que Dios derrama como una cascada y para que puedan venir a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

¡De ahora en adelante, para la Madre!
El entendimiento del amor de Dios a travéz de una película titulada “Bruce Todopoderoso”
Share

3 Comments

  1. Cristo Ahnsahnghong y la Madre Celestial nos han elegido y preparado abundantes bendiciones para nosotros.

    http://faithtoahnsahnghong.com/2015/02/26/the-1st-ever-spiritual-academy-awards-prepare-your-acceptance-speech-wmscog/

  2. Martin

    Dios está esperando para darnos la bendición de Dios.
    La razón por la que no podemos llevar fruto es porque no hacemos.
    Si lo hicimos, Dios nos daría fruto.
    No esperen que caqui se caiga, en cambio, ahora es el tiempo en el que nos realizamos para cosechar este caqui.
    Vamos a predicar el evangelio.
    Si es así, ganaremos la bendición de fruto gratuitamente.

  3. linda

    Felicidades!!
    Dios siempre quiere ver nuestro corazón. No importa nuestra situación o nuestro estado.
    Aun que estaba ocupada la situación en el trabajo, hacía esfuerzos para estudiar la palabra de Dios y predicar el evangelio.
    Es seguro que sus hechos complacían a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre (la Madre Celestial).
    Yo también quiero aprender su pasión. Y quiero buscar los hermanos y las hermanas perdidos predicado fielmente que Cristo Ahnsahnghong y la Nueva Jerusalén (la Madre Celestial) quienes vinieron a esta tierra en la carne son nuestros salvadoras en está época.
    Todos!! Vengan a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial y Reciban la bendición de Dios Padre Ahnsahnghong y de Dios Madre (la Madre Celestial)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *