Lo mejor que un hijo puede hacer por sus padres en este mundo

Sep 26, 2016 by

Madre e hija-diosmadre.org


GS Choi , Corea

Cuando era joven, iba a la iglesia todos los domingos junto con mis padres, casi por la fuerza, frotándome los ojos adormitados. Después de casarme, escuché la verdad. ¡Qué impresionada quedé! Sentí que debía predicar esta verdad a mis padres lo más pronto posible.

Visité a mis padres y les anuncié las palabras de la verdad. Pero sorprendentemente mi madre ya sabía que el culto dominical o la Navidad no estaban en la Biblia. “¿Cómo pudo seguir guardando esas cosas que no están en la Biblia?” Quedé más impresionada cuando me enteré de eso, que cuando escuché la verdad.

Mientras esperaba que mis padres comprendieran la verdad, pasaron diez años. Durante ese tiempo, mi hermana menor recibió la verdad y comenzó a vivir la vida de la fe junto conmigo. Predicábamos la verdad a nuestros padres cada vez que teníamos oportunidad.

Como el mar está hecho de gotas de agua, el corazón de mi madre comenzó a cambiar poco a poco. Pidiendo a Dios que la ayudara a comprender al verdadero Dios, ella leyó la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis ayunando tres días. Entonces llegó a ver numerosos escritos acerca de los mandamientos de Dios a los que no había prestado atención antes, y pensó que la iglesia a la que sus hijas asistían era la verdadera iglesia.

Sin embargo, ya que mis padres tenían altas posiciones con altos títulos, y pasaban practicamente todo el día en la iglesia, desde muy temprano hasta tarde en la noche, no podían tomar una decisión. Entonces comenzamos a recurrir al amor maternal, ya que nuestra madre amaba mucho a sus hijos. Le dijimos lo mucho que queríamos guiarla al cielo y le preguntamos cómo podría dejar de cumplir el deseo de sus hijos. Como dice el proverbio: “Ningún padre puede persuadir a un hijo decidido a hacer lo contrario”, nuestra madre incluso persuadió a nuestro padre de que estudiara las palabras, y ambos recibieron la verdad después de estudiar las verdades seriamente.

La aflicción de la fe cayó sobre todos ellos inmediatamente. Como su anterior iglesia era muy grande –una de las cinco más grandes de Incheon–, muchos de los que vivían en su complejo de apartamentos eran miembros de la iglesia. Ellos se enteraron de que nuestros padres eran miembros de la Iglesia de Dios, y comenzaron a confundir la mente de nuestro padre con toda clase de palabras persuasivas, hasta llevando a su pastor a su casa. Así, nuestro padre regresó a su iglesia anterior. Entonces ya no permitió que nuestra madre siguiera asistiendo a nuestra iglesia, y tampoco nos permitió visitar su casa.

Los tiempos difíciles para todos continuaron hasta que mis padres se mudaron a la ciudad de Gwangmyeong. Mi madre se enfermó, pues sufría de complicaciones diabéticas, y mi padre tenía que atenderla. Así se le hizo muy agotador hacer todo el camino de Incheon a Gwangmyeong en tren subterráneo para ir a la iglesia. Viendo eso, mi madre reunió valor y le pidió ansiosamente que comenzara la verdadera vida de la fe con nosotras. Pero él seguía sin cambiar su obstinada actitud.

Nuestra madre enfermó más y más. Antes de ser hospitalizada, escribió su última voluntad como si fuera a morir. Entregó a mi padre el papel donde había escrito su última voluntad, y le pidió con ansias y con lágrimas que fuera a la iglesia a la que asistían sus hijas. Entonces el corazón de nuestro padre, duro como una roca, finalmente se ablandó.

Un día, mi padre vino a la ciudad de Cheongju a visitarnos, y dijo: “He venido a decirles que quiero ir a su iglesia. Ahora vivamos felices juntos”. Cuando lo oímos hablar así, nos abrazamos todos y lloramos mucho. Lloramos una y otra vez con alegría como si una familia dispersada se hubiera reunido después de una larga separación.

Después, nuestros padres comenzaron a estudiar las palabras y a guardar todos los cultos, sin descuidar ninguno, en la Sion que estaba cerca de su casa. Un día, nos dijeron algo que nos sorprendió. El año pasado, mientras caminaban en una colina, vieron a los miembros de nuestra Sion guardando el día de ascensión. Se sentaron en una roca y los observaron todo el culto. En Sion, cuando mis padres comentaron eso, los miembros dijeron que habían notado que una pareja de ancianos estaba observándolos por un largo rato, y tuvieron curiosidad por ellos. Estaban emocionados de saber finalmente quiénes eran esos ancianos.

Nuestra madre describió ese momento como cuando Zaqueo subió a un árbol sicómoro para ver a Jesús, y dijo que ella estaba ansiosa por ir y asistir al culto ese día.

“¡Han hecho lo mejor que un hijo puede hacer por sus padres!”

Esto es lo que nuestro padre dice siempre que lo llamamos. Podemos sentir en su voz lo feliz que es. Nuestra madre nos pide predicar esta verdad a más almas, diciendo: “Si tienen tiempo de llamarme, mejor prediquen la palabra a una persona más”.

Nuestra familia finalmente ha obtenido la verdadera felicidad. Estoy tan feliz, que es difícil creer que esta situación es real. Realmente doy gracias a nuestros Padres celestiales por darnos la bendición de hacer lo mejor que un hijo puede hacer por sus padres en este mundo.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

Buscarán a Jehová su Dios con lágrimas y preguntarán por el camino de Sion
Al lugar donde no hay separación
Share

11 Comments

  1. Lucy

    ¡Felicitaciones! Si compartimos alegría de nuestra salvación con todos, nuestra alma se alegra tanto.

  2. Gloria

    Siempre recibí mucho amor incondicional de mi padres.
    Si hay alguna manera para retribuirles por su amor, se lo haré sin vacilación.
    Es cierto. Lo mejor que un hijo puede hacer por sus padres en este mundo es hacer a ir al cielo juntamente.
    Yo amo mucho a mi padre y a mi madre por eso quiero ir al cielo junto con ellos.
    Orando a Dios predicaré este evangelio para que puedan recibirlo.
    Ruego a Dios Padre y a Dios Madre que les den el entendimiento de verdad y la salvación a mis padres y a todos los que no conocen la verdad de vida y salvador de esta época.
    Para ser salvo debemos creer en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre porque son los salvadores en la época de Espirítu Santo y son el Espirítu y la Esposa que nos dan el agua de la vida en esta últiama época.

    • cecilia

      Yo también amo mucho a mi Padre Ahnsahnghong y a mi Madre celestial.

    • Lucy

      También siento la misma emoción. ¡Qué alegría poder compartir el deseo del cielo con los amados!

  3. maru

    Oh~¡Que tan bonito!
    Gracias a Padres celestiales.

  4. lunajung

    Debemos predicar la verdad! no es asi!

  5. linda

    ¡Felicidades! Me parece si podemos ir al reino de los cielos con toda mi familia junto, esto seria lo más cosa feliz. Yo pienso que Dios Padre y Dios Madre (la Madre celestial) vieron su corazón que ama mucho las almas de sus padres y abrieron sus corazones.
    Me recuerdo que Dios Madre (la Madre celestial) dijo que ella se sienta lástima mirando las personas quienes pasan en la calle.
    Aun que nosotros recibimos la salvación por la gracia de Dios Elohim, todavía hay muchas personas quienes están caminando el camino de la muerte sin saberlo.
    Quiero tener el corazón de Dios Madre (la Madre celestial) y guiar muchas almas al Sion.
    Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial donde está la vida eterna.

  6. angela pantoja

    El amor mas grande del mundo es el de la madre celestial que dejó su precioso trono celestial por nosotros. A la Madre celestial le doy gracias por su gran amor y sacrificio.

  7. Percy Chang

    Amén. Wow solo los que guardan los mandamientos de Dios pueden pasar en Sion, el mundo que nos conecta con el mundo de 4 y 5 dimensiones, donde no hay cosas imposible. Gracias Padre Ahnsahnghong y Madre Celestial

  8. jessica

    Voy a seguir a nuestros Padres celestiales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *