Una estrella grande, una estrella pequeña y una estrella bebé

Feb 2, 2017 by

estrellas-diosmadre.org


Lee MS,  Corea

Mi madre, que este año cumple setenta años, ha vivido solo para sus tres hijos: un hijo y dos hijas. Después que todos nos casamos, se quedó viviendo sola, extrañándonos en su corazón, diciendo que no quería ser una carga para nosotros. Un día, mi madre fue atacada por un repentino derrame cerebral.

Cuidé de ella en el hospital por más de medio mes. Durante ese tiempo, lloré mucho, porque en ese momento comprendí que el tiempo de vida de mi madre se acortaba mientras yo cuidaba de mí misma, mirando solo mi propio futuro. Mi madre solía ser una súper mujer, y aunque se cayera, no se quedaba abajo sino que rebotaba como una regordeta. Pero ahora ya no es la misma persona que yo conocía, su cabello se ha vuelto blanco y su cuerpo se ha envejecido.

Después de salir del hospital, mi madre se mudó a la casa de mi hermano. Cuando fui a la casa de mi madre para traer algunas cosas, encontré un paño grueso envuelto en un cajón de su viejo escritorio. Había montones de manuscritos descoloridos en el paño, una colección de los escritos autobiográficos de mi mamá. En cada una de las piezas de papel había escrito las historias de sus tres hijos cuando nos educaba. Cuando leí uno de sus escritos donde expresaba su añoranza por sus tres hijos después de nuestros matrimonios, rompí en llanto.

 

Mi estrella grande, tú eres el niño de mis ojos.

Cuando eras pequeño, una vez te perdí y te encontré.

¿Sabes lo feliz que me sentí cuando te encontré?

Sentí que estaba en la cima del mundo.

Estoy agradecida contigo por crecer saludable, formando un hogar.

Mi estrella pequeña, siempre estoy muy apenada contigo.

No cuidé mucho de ti, mi segunda hija.

Pero también eres muy preciosa para mí,

así como cada hijo es muy precioso para sus padres.

Mi estrella bebé, siempre quiero tenerte a mi lado.

Cuando te casaste según la ley de la naturaleza,

aún quería estar a tu lado, mas te has ido muy lejos. 

Cuando oigo tu voz por teléfono,

te extraño mucho y lágrimas brotan de mis ojos.

Mi mamá se casó tarde y tuvo tres hijos. Su estrella grande es su hijo mayor, su estrella pequeña soy yo, su hija mayor, y su estrella bebé es su hija menor que dio a luz cuando tenía casi cuarenta años.

Resulta que mi madre empezó a escribir su autobiografía después que le diagnosticaron las primeras fases de la enfermedad de Alzheimer. Probablemente temía perder los recuerdos de sus tres hijos, que no podía olvidar y no quería borrar.

Para una madre, su hijo es su otro yo que no puede ser reemplazado con nadie ni nada; ella no escatima todo su amor y cuida a su hijo. Pero parece que no hay suficiente tiempo para que los hijos retribuyan a sus padres su amor y cuidado. Antes que el tiempo se acorte más, seré una buena hija para mi madre y para mi Madre celestial, a fin de que ellas puedan sonreír más.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo

Espera de la Madre
Gratitud a Dios por permitirme ver
FacebookTwitterShare

18 Comments

  1. Lucy

    Hermosa fragancia de Sion. El amor de madre es incomparable con nada del mundo.
    Deseo ser la estrella de la Madre Celestial. Muchas gracias, Madre Celestial por su gran amor sin fin.

  2. Alma

    Por medio de la madre terrenal podemos imaginar el amor de
    la Madre celestial.

  3. clara

    Quiero ser una estrella de la Madre celestial que alumbre más brillante por anunciar su amor.

  4. maru

    Después de ser madre,he llegado a entender el corazón de la madre que considera a sus hijos por lo primero más que yo mismo.
    Le doy gracias a Dios Madre.

  5. Monica

    Como la madre fisica se sacrifica toda su vida para sus hijos,nuestra Madre Celestial esta sacrificandose toda su vida para nuestra salvación. Aunque nosotros no la obedecemos, Ella siempre nos ama y trabaja para nuestra salvación. Le doy gracias por su gran amor.

  6. disney

    Amén. También voy a esforzar para ser una buena hija a mi Madre celestial.

  7. Rosita

    Aunque somos pecadores, nuestro Dios Elohim nos ama tanto. Realmente quiero ser la estrella de nuestra Madre.

  8. Angela

    Quiero llamar a mi Mamá y escuchar su voz :) Y la echo de menos a mi Madre Celestial.

  9. linda

    Como el amor de la madre física de esta fragancia de Sion, el amor de Dios Madre es infinito. Dios Madre está viviendo la vida dura de esta tierra en la carne solo para la salvación de sus hijos. Ella está soportando toda las cosas solo para nosotros. Ella está esperando el día que regresemos el reino de los cielos juntos. Le doy gracias por su gran amor.

  10. Daniel

    Alumbremos la luz gloriosa de la Madre al mundo entero siendo una estrella de la Madre celestial.

  11. Ana Moreno

    Puedo entender el amor de la Madre Celestial a través de la madre física.

  12. Reina

    Madre es una palabra que es más maravillosa en el mundo. Quiero ser la estrella de mi Madre celestial.

  13. mateo

    Puedo pensar una vez más el gran amor de la madre …

  14. Ruben Gonzalez

    Quiero ser una estrella de la Madre celestial. Muchas gracias a Dios Madre.

    • maru

      Yo también quiero ser una estrella de la Madre celestial.
      Voy a predicar el nuevo pacto diligentemente a todo el mundo.

  15. joel gallardo

    Estoy muy triste y derramé muchas lágrimas al leer. Me hace pensar en mis padres.

  16. jessica

    Me acordé de mi mama…
    Muy extraño….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *