Buscarán a Jehová su Dios con lágrimas y preguntarán por el camino de Sion...

Oct 7, 2016 by

Carly D, EE. UU. Un día, mientras regresábamos después de predicar, un diácono y yo vimos a una joven y decidimos predicarle antes de partir. Nos acercamos a ella y le preguntamos si alguna vez había escuchado acerca de Dios Madre. Ella respondió. “¿Acaso la Biblia no habla acerca de los hijos de Jerusalén?” Emocionados respondimos. “¿Dónde ha oído eso?” Ella respondió.  “Vi algo de eso cuando estaba indagando acerca de Sion”. Al escucharlo, sentí que era nuestra hermana que buscaba Sion. Realmente nos sorprendimos mucho. Le preguntamos si sabía qué clase de lugar era Sion. Y nos explicó que ella había estado preguntando, dado que en la Biblia se menciona con tanta frecuencia, y había preguntando a otras personas si sabían qué clase de lugar era Sion, pero no había recibido ninguna respuesta....

read more

La advertencia del Titanic

Jul 13, 2016 by

SJ Park, Corea A las 2:20 a.m. del 15 de abril de 1912, el “palacio flotante” Titanic se hundió en el océano. La embarcación chocó con un iceberg cuando partía de Southampton, Inglaterra, hacia Nueva York, EE. UU., llevando 2.200 pasajeros y tripulantes. Más de 1.500 personas murieron. Aunque fue un accidente en medio del océano, causó muchas pérdidas humanas. ¿No pudieron evitar la muerte de tantas personas? ¿O no pudieron prevenir la tragedia? En septiembre de 2007, se subastó una llave en Inglaterra. Se trataba de la llave del casillero que contenía los binoculares de la torre de vigilancia. Unos días antes de que zarpara el Titanic, David Blair, el segundo oficial que originalmente navegaría por el océano, olvidó entregar la llave a su reemplazo. Por eso, los centinelas de la torre de...

read more

Antes que venga repentinamente el último desastre...

Oct 13, 2015 by

desde San Diego, EE. UU. Esto ocurrió el jueves 8 de septiembre cuando nuestros hermanos y hermanas regresaron a San Diego de su visita a Corea con abundantes bendiciones de la Madre. Yo estaba por salir al aeropuerto para recibirlos. Pero repentinamente, las luces se apagaron. Ya que no necesitábamos luz porque era de día y nuestros hermanos y hermanas tampoco la necesitaban, no nos preocupamos mucho. Subí al auto y partí para el aeropuerto. Cuando iba por la carretera, sentí escalofríos. Supuse que no había electricidad solo en la manzana donde estaba nuestra iglesia, pero todos los semáforos estaban apagados, y la gente en los autos estaba en estado de pánico. Hasta los surtidores de combustible en las estaciones dejaron de trabajar, por eso los que estaban surtiendo sus autos de combustible y...

read more