“¡Encontremos a todos los miembros de nuestra familia celestial y salvémoslos!”...

Jul 22, 2016 by

SH Baek, República Checa Un día cálido y soleado, me dirigía a visitar a alguien con un miembro de Sion. Cuando tomamos el tren subterráneo, vimos a una persona de pie delante de nosotros; no parecía checo. Como era extranjero igual que nosotros, sentimos cierto interés en él y quisimos predicarle la palabra de Dios. Pero ya que casi era el momento de hacer el transbordo, no tuvimos suficiente tiempo. Entonces, para nuestra sorpresa, él bajó del tren en la misma estación y también tomó el mismo tren. Como teníamos que bajar del tren después de cuatro estaciones, solo teníamos unos diez minutos para predicarle. Él estaba sentado a nuestro lado, y empezamos a conversar con él inmediatamente. “Buenos días. Somos de Corea. ¿De dónde es usted?” “Soy de Brasil, y mi nombre es...

read more

La bendición en una prueba

May 12, 2016 by

MJ Park, Corea “Cariño, vamos juntos a la iglesia después que salga del hospital.” Lágrimas inundaron mis ojos cuando escuché a mi esposo decir esto. Mi esposo trabajó muy duro y compró una casa para su familia; él cumplió su sueño más grande como jefe de familia. Estaba por disfrutar de su vida, en pasatiempos que nunca antes había soñado; pero le diagnosticaron cáncer y esto cayó sobre él como un trueno. Nada podía salvarlo excepto un trasplante de hígado. Sin pensarlo ni un segundo, le dije que yo sería la donante. Pero no era tan simple como pensé. El médico dijo que el trasplante no sería posible porque mi esposo y yo teníamos diferentes tipos de sangre y porque mi hígado era pequeño. Debía haber dos donantes, por eso mi sobrino que había...

read more

Antes que venga repentinamente el último desastre...

Oct 13, 2015 by

desde San Diego, EE. UU. Esto ocurrió el jueves 8 de septiembre cuando nuestros hermanos y hermanas regresaron a San Diego de su visita a Corea con abundantes bendiciones de la Madre. Yo estaba por salir al aeropuerto para recibirlos. Pero repentinamente, las luces se apagaron. Ya que no necesitábamos luz porque era de día y nuestros hermanos y hermanas tampoco la necesitaban, no nos preocupamos mucho. Subí al auto y partí para el aeropuerto. Cuando iba por la carretera, sentí escalofríos. Supuse que no había electricidad solo en la manzana donde estaba nuestra iglesia, pero todos los semáforos estaban apagados, y la gente en los autos estaba en estado de pánico. Hasta los surtidores de combustible en las estaciones dejaron de trabajar, por eso los que estaban surtiendo sus autos de combustible y...

read more