Mis ovejas oyen mi voz

Apr 12, 2016 by

Karolina G,  Alemania Realmente doy gracias al Padre y a la Madre por permitirme estar donde renació un miembro de nuestra familia celestial. Han pasado unos ocho años desde que conocí a la hermana Catherine. Cuando yo asistía a una iglesia protestante, ella siempre se sentaba delante de mí con su esposo y sus cuatro hijos durante el culto. Ella siempre me pedía unirme a ella y a otras señoras para leer juntas la Biblia. Después de recibir al verdadero Dios, realmente quería predicarle la verdad porque a ella le gustaba leer la Biblia. Pero cuando le prediqué la palabra, dio una fría respuesta a mi predicación. Luego, como encontró un empleo, llegó a estar tan ocupada trabajando y cuidando de sus cuatro hijos, que ni siquiera podíamos vernos. Pasaron tres años. Mi esposo...

read more