conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres...

Jul 8, 2016 by

SG Kim, Corea Desde que era niño, iba a una iglesia protestante junto con mis padres. Pasaba casi todo mi tiempo allí. La iglesia era mi casa, mi patio de recreo y todo en mi vida. Rendir culto y orar a Dios era natural en mi vida diaria. Pero cuando alcancé la pubertad, esa vida diaria cómoda se volvió una carga. Fuera en la escuela o en la casa, lo que no debía hacer era más de lo que podía hacer. Aunque no había comentarios acerca de ciertas cosas en la Biblia, la iglesia trataba de controlar hasta mis comportamientos más simples, y no podía comprenderlo. No obstante, creía que la iglesia era el lugar donde Dios mora. De cualquier manera, ya que pensaba que había recibido la salvación allí, oprimía mis sentimientos y...

read more