El fruto crece por el amor de la Madre...

Jul 19, 2016 by

JH Yun, Paraguay Ahora estoy en Asunción, capital de Paraguay, al lado opuesto de Corea. La mayoría de las personas aquí creen en Dios, pero sufren de hambre espiritual porque practican la idolatría y no pueden escuchar las palabras de la vida. Cada vez que converso con las personas de aquí, siento que tengo que encontrar a mis hermanos y hermanas lo más pronto posible, y esto hace que acelere mis pasos para predicar. Un día encontré a una pareja de ancianos mientras predicaba diligentemente el evangelio, como era usual. Después de escuchar las palabras de la verdad, la anciana aceptó la verdad con alegría, diciendo: “¡Esta es la verdad!” Entonces su esposo, que tenía una discapacidad auditiva, también recibió la promesa de una nueva vida. Después que recibieron la verdad, los visitaba frecuentemente...

read more

Hasta encontrarme con mamá

Oct 21, 2015 by

Karina M, Perú Hace 8 años, cuando mi hermana menor acababa de nacer, mi madre tuvo malestares en su organismo, y para ello recibió un masaje en el vientre. Después de esto, sus entrañas se vieron afectadas por una fuerte peritonitis. Esto podría haber sido letal. Yo era una niña de ocho años, y había visto las salas de emergencia solo por televisión; nunca pensé ver una en mi vida. Después de la hospitalización de mi madre, mi hermana recién nacida y mi segunda hermana, que apenas tenía dos años de edad, y yo, éramos la vida entera de mi padre, que era un hombre joven y sin experiencia en criar hijos. Él cargó solo con nosotras tras la triste situación de la ausencia de mi madre. Mi padre sufría cada vez que amanecía y tenía...

read more