Espera de la Madre

Feb 17, 2017 by

César H, Perú Mientras almorzaba con mis padres un domingo por la tarde, y en medio de nuestra conversación sobre diferentes asuntos, de pronto noté que se quedaron en silencio absoluto por unos segundos. Cuando levanté la mirada para ver qué sucedía, mi padre comenzó a llorar. Al principio no pude entender cuál era la razón, pero después que mi madre extendió sus manos para consolar a mi padre, adiviné el motivo. Cerca se escuchaba una antigua canción, un vals peruano, compuesto pensando en el dolor y sacrificio de una madre. La letra de la canción describía cómo un hijo había comprendido que las arrugas de su madre anciana se formaron por la angustia de pensar cada día dónde estaba su hijo y por qué no regresaba, y que sus manos se habían vuelto...

read more

Una estrella grande, una estrella pequeña y una estrella bebé...

Feb 2, 2017 by

Lee MS,  Corea Mi madre, que este año cumple setenta años, ha vivido solo para sus tres hijos: un hijo y dos hijas. Después que todos nos casamos, se quedó viviendo sola, extrañándonos en su corazón, diciendo que no quería ser una carga para nosotros. Un día, mi madre fue atacada por un repentino derrame cerebral. Cuidé de ella en el hospital por más de medio mes. Durante ese tiempo, lloré mucho, porque en ese momento comprendí que el tiempo de vida de mi madre se acortaba mientras yo cuidaba de mí misma, mirando solo mi propio futuro. Mi madre solía ser una súper mujer, y aunque se cayera, no se quedaba abajo sino que rebotaba como una regordeta. Pero ahora ya no es la misma persona que yo conocía, su cabello se ha...

read more

Gratitud a Dios por permitirme ver...

Jan 3, 2017 by

Choi Yk, Corea Desde hace unos años, veía borroso en mi ojo izquierdo como si hubiera neblina. Empecé a sentir el mismo síntoma en mi ojo derecho. Comencé a utilizar gafas pensando que tenía presbicia, pero aún no podía ver claramente. En el centro oftalmológico adonde mi esposa me dijo que fuera, me recomendaron ir a un hospital grande para encontrar la causa exacta, y solo me recetaron un colirio para los ojos. Posteriormente, por el ajetreo del restaurante que administrábamos, no había tiempo libre. Pero después, cuando ya ni siquiera podía distinguir los objetos, comprendí la gravedad de la situación y fui a un hospital. El médico dudaba que fuera glaucoma y sugirió que me hiciera un examen de imágenes por resonancia magnética (IRM) para descartar que hubiera algún problema cerebral. No sé...

read more

La máquina de coser de mi madre...

Nov 25, 2016 by

SJ Kim, Corea Recuerdo de mi niñez el corto y rizado cabello de mi madre que estaba siempre cubierto de pequeños hilos de todos los colores. A veces, hasta encontraba agujas con hilos en su cabello. “Trrr… clic, clic, clic…” Mi madre cosía ropa con una máquina de coser. Entre los cinco miembros de mi familia que vivíamos en una pequeña habitación de nuestra tienda de ropa, yo era la más sensible al ruido que hacía la máquina de coser. El irritante sonido persistía en mis oídos cuando iba al baño y cuando comía. El sonido me molestaba hasta altas horas de la noche. Me cubría la cabeza con una cobija y trataba de taparme los oídos con la almohada, pero no servía de nada. Un día, estaba tan enojada que me levanté de...

read more

La hija nacida en los últimos años de la vida...

Oct 27, 2016 by

GA Lee, Corea Ya que mi hermana era mayor que yo por un año, fuimos criadas como gemelas. Cada mañana, mi madre trenzaba el largo cabello de sus dos hijas, y sonreía contenta después de atar nuestro cabello con una cinta roja. Fue cuando tenía cinco años que sucedió un desastre en nuestro pacífico hogar. Nuestra casa quedó envuelta en llamas y humo negro que se elevaba hasta el cielo. Los aldeanos corrieron para apagar el fuego con grandes recipientes de agua, mientras yo solo miraba desde la esquina del patio. Después de un momento, se escuchó el llanto de mi madre. “Mamá, ¿dónde está mi hermana?” Cada vez que le preguntaba, mi madre respondía con tristeza: “Tu hermana se ha ido al cielo”. Desde entonces, yo solía mirar al cielo, y mi madre...

read more