La obra del evangelio no es difícil...

Mar 2, 2016 by

MS Lee,  Corea Antes de las vacaciones de verano, me tracé la meta de llevar un buen fruto sin falta. Por lo general me trazaba metas solo por las vacaciones de verano, pero no podía alcanzarlas; creo que era porque no podía hablar bien delante de los demás y también me faltaba capacidad para predicar la palabra de Dios. Sin embargo, esta vez realmente quería alcanzar mi meta. En ese entonces, había alguien a quien quería predicar: era un extranjero que vivía al lado desde hacía un tiempo. Lo visité junto con otros dos miembros de Sion. Él era alto y se veía de edad avanzada. Nos hizo pasar amablemente. Nos saludamos, pero no sabíamos qué más decir, porque ninguno de nosotros podía hablar un idioma extranjero. Sin embargo, expresamos con sonrisas y gestos...

read more