¿La esposa, la jerusalén celestial, desciende después del último juicio?

Jun 7, 2013 by

madrecelestial

[Falso argumento]

En Apocalipsis 21, la nueva Jerusalén desciende después de finalizada la obra de la redención, y luego que han pasado el primer cielo y la primera tierra. Por lo tanto, la enseñanza de que la Madre Jerusalén viene a salvar a la gente antes de que eso ocurra, es incorrecta.

  • Ap. 21:1-2 “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, […]”

 

 

[Contramedida]

1. ¿Acaso la revelación siempre tiene lugar según el orden en el que se ve?

Cuando el apóstol Juan vio la revelación, él “vio” el cielo nuevo y la tierra nueva, y luego “vio” la santa ciudad de Jerusalén descendiendo. El apóstol Juan escribió solo en el orden en que lo vio, pero ninguna parte nos muestra que los incidentes hubieran tenido lugar siguiendo el orden que vio Juan.

¿Las revelaciones “siempre” tienen lugar en orden? ¡No siempre! Si pensamos que las revelaciones ocurren según el orden en que el apóstol Juan las vio, habrá muchas contradicciones. Por ejemplo, en Ap. 16:19, la gran Babilonia fue totalmente destruida por el juicio de Dios (a través de la séptima plaga postrera). Pero en Ap. 17:1, se ve que Babilonia la gran ramera, se sienta sobre muchas aguas y comete adulterio con los reyes de la tierra. Si solo interpretáramos la revelación según el orden escrito en la Biblia, ¿qué significarían estas palabras? Que Babilonia sería totalmente destruida y restaurada para tentar al mundo de nuevo, y sería destruida otra vez por la ira de Dios como dice en Apocalipsis 18. Sin embargo, nadie pensaría así. Si esto ocurriera en orden, ¿cómo podríamos explicar Ap. 15:1: “Las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios”? Así, la revelación no siempre tiene lugar según el orden en el que se ve.

Por lo tanto, simplemente ampliar la interpretación del orden en el que vio la revelación con la insistencia de que la ciudad de la nueva Jerusalén desciende después del día del juicio final, es una conclusión errada y ligera. A fin de entender el verdadero significado de Ap. 21:1-2, necesitamos compararlo con todas las profecías de la Biblia.

 

 

2. La realidad de la Jerusalén celestial, la Esposa que desciende antes del último juicio

Las profecías de la Biblia testifican claramente que la Esposa que es la realidad de la nueva Jerusalén, desciende antes que aparezcan el cielo nuevo y la tierra nueva, esto es, antes que termine la obra de la redención. Analicemos esto.

 

1) Después que termine la obra de la redención, ¿hay alguna razón para llamar a los que están sedientos?

Si el primer cielo y la primera tierra pasaron, esto significa que la obra de la redención ha terminado completamente. Si así fuera, ¿por qué la Esposa (Jerusalén celestial) diría a los que están sedientos: “Vengan y reciban el agua de la vida (vida eterna)”? Si la obra de la redención terminara allí, no debería haber ningún sediento, y no habría necesidad de invitarlos. ¿Pero por qué Ella sigue llamando a los que están sedientos?

Compare Ap. 22:17 con Jn. 7:37. Cuando Jesús vino a la tierra en la carne hace dos mil años, dijo que daría el agua de la vida a los que estaban sedientos, y dijo en voz alta: “Si alguno tiene sed, venga a mí”. ¿Acaso no es la misma escena que Ap. 22:17? Por lo tanto, la aparición de la Esposa que es la nueva Jerusalén, debe ocurrir antes que termine la obra de la redención.

 

2) ¿Por qué Jerusalén, la fuente del agua de la vida, aparece antes del último desastre?

La Esposa (Jerusalén celestial) en Apocalipsis es la fuente del agua de la vida (Ap. 22:17). Por lo tanto, si la Jerusalén celestial aparece después que el primer cielo y la primera tierra han pasado, Jerusalén, la fuente del agua de la vida, no debería aparecer antes del último desastre.

Sin embargo, el profeta Zacarías profetizó que todas las naciones vendrían a Jerusalén la fuente del agua de la vida, y que después de eso los que pelearan contra Jerusalén y no subieran a Jerusalén, serían destruidos por la plaga. En otras palabras, antes de la última plaga y el juicio, aparece la Jerusalén celestial, la fuente del agua de la vida.

Si la Jerusalén celestial, la fuente del agua de la vida, desciende después del último juicio como ellos insisten, no debería haber plagas después de eso, ¿verdad? Sin embargo, el profeta Zacarías profetizó que los que no subieren a Jerusalén después de la aparición de Jerusalén, recibirán la plaga temible: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.

Por lo tanto, su insistencia se contradice totalmente con la Biblia. La Jerusalén celestial, la fuente del agua de la vida, debe aparecer antes de la última plaga.

 

  • Zac. 14:8 “Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.”

 

  • Zac. 14:16-18 “Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos. Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia. Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos.”

 

  • Zac. 14:12 “Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.”

 

3) ¿Cuándo aparece Eva en la obra de la creación de seis días?

La obra de la creación de seis días, escrita en Génesis 1, es la profecía acerca de la obra de la redención de seis mil años (2 P. 3:8). Y el Día de Reposo del séptimo día, se refiere a los mil años de reposo después de seis mil años de la obra de redención (He. 4:3-6, Ap. 20:6). Adán y Eva en la profecía se refieren al Espíritu y la Esposa (Ro. 5:14, 1 Co. 15:45). ¿Pero cuándo aparece Eva? Ella aparece en el sexto día justo antes del Día de Reposo, el séptimo día. Por lo tanto, la Esposa, que es la realidad de Eva, aparece en la última época justo antes que entremos en el reposo de mil años.

 

4) ¿Cuándo aparece Jesús en su segunda venida que está junto con la Esposa?

Según Ap. 22:17, el Espíritu está con la Esposa. ¿Quién es el Espíritu? Estudiando Apocalipsis capítulos 19 y 21, el Espíritu es el Cordero, que es Jesús en su segunda venida (Jn. 14:26, Mt. 28:19). ¿Cuándo está profetizado que Jesús aparecerá por segunda vez? Está profetizado que vendrá antes del último juicio, cuando el eterno reino de los cielos esté cerca (Lc. 21:27-28). Por lo tanto, la Esposa (Jerusalén celestial) también viene antes del día del último juicio, cuando el eterno reino esté cerca.

 

 

3. Conclusión

Si juntamos tantas profecías de la Biblia que hemos estudiado hasta ahora, la Esposa, la Madre Jerusalén que viene para darnos el agua de la vida, aparece antes que pasen el primer cielo y la primera tierra. Por lo tanto, la profecía de Apocalipsis 21 dice que como la Madre celestial desciende a la tierra, llegamos a recibir el agua de la vida de la Madre celestial y entramos en el eterno reino de los cielos que es el cielo nuevo y la tierra nueva. En la profecía de la obra de la creación de seis días, la última obra de Dios fue crear a Eva, e inmediatamente después de la aparición de Eva, llegó el reposo. De la misma manera, después de la aparición de la Esposa, nuestra Madre Jerusalén que viene como la realidad de la postrera Eva, llegará el eterno reino de los cielos (reposo, cielo nuevo y tierra nueva), donde no hay más muerte. Por eso la aparición del cielo nuevo y la tierra nueva, y de la Jerusalén celestial, se ven juntos en Apocalipsis 21.

Por lo tanto, su insistencia de que la Jerusalén celestial debe descender después que aparezcan el cielo nuevo y la tierra nueva, basándose en el orden de la revelación, es completamente incorrecta.

 

 

<Explicación Complementaria>

Según Apocalipsis 21 y 22, la Biblia explica como si la Madre celestial y el eterno reino de los cielos fueran lo mismo sin cierta distinción. La razón es la siguiente.

 

Primero, es porque la Madre celestial, que es la Esposa, y la ciudad de Jerusalén celestial, tienen una relación inseparable. No podemos ir a la ciudad de Jerusalén celestial si no es a través de la Madre celestial. Quienquiera que venga a la Madre celestial y nazca de nuevo a través del agua de la vida, ya ha venido a la ciudad de Jerusalén celestial. Es como cuando Jesús dijo que el reino de Dios había venido (Lc. 11:20), cuando predicó el evangelio en esta tierra hace dos mil años. Por eso la venida de la Madre celestial a la tierra, se ve como la venida de la ciudad de Jerusalén celestial a la tierra.

 

Segundo, la obra de la redención que la Madre celestial cumple en la tierra, es muy similar a lo que sucederá en la ciudad de Jerusalén celestial. Por ejemplo, la escena donde todas las naciones vienen a la Madre celestial a recibir el agua de la vida, es la misma que la escena donde los santos que recibieron la salvación vienen a la ciudad de Jerusalén celestial donde Dios mora, como el sacerdocio real, y disfrutan la bendición del agua de la vida. Por eso la escena de recibir el agua de la vida a través de la Madre celestial, y la escena de recibir el agua de la vida en la ciudad de Jerusalén celestial, se ven iguales sin ninguna distinción.

 

Esta manera es similar a otras profecías de la Biblia, que son cumplidas como una sombra y su realidad a la vez. Los casos que muestran una sombra y su realidad a la vez son la profecía de Isaías 41 y 46, que muestran a la vez la profecía del rey Ciro y de Jesús en su segunda venida, y la profecía de Jesús (Mateo 24) que muestra tanto la destrucción de Jerusalén en 70 d. C. y el último juicio.

 

¿Cristo Ahnsahnghong dijo que jerusalén es los 144 mil?(mal-uso-del-libro-del Padre)
¿Cristo Ahnsahnghong dijo que la jerusalén celestial no es una persona(mal uso del libro del Padre)?
FacebookTwitterShare

Related Posts

Tags

Share This

12 Comments

  1. angellight140

    La realidad de Jerusalén es Dios Madre. Porque ellos no tienen ningun sabidurías de las profecías, ellos no pueden recibir Madre Celestial.

    • Master

      me disculpa, pero usted si que no sabe. No eres libre de leer tu Biblia, eres moldeada, no tienes libertad de expresion ni de pensamientos. Lee Romanos 6:16…. abre los ojos.

      • Adriano Vega

        Master no explica nada con la biblia ni siquiera puede negar la verdad de Dios Madre, ninguna de las contramedidas. El no entiende porque no es de Dios.

  2. Master

    Biblia + Filosofías Orientales = Herejías Filosofías Orientales +Ahnsahng-hong ( el cristo de Ahnsahng-hong dijo: yo soy el cristo que había de venir) + Hare Krishna ( dijo ser el padre de toda la creación) + sun myung moon ( dijo ser el cristo en la carne) + Guru Maharaj ji (dice que buda es Dios al igual que Jesucristo) = Filosofías Orientales Biblia + Filosofías Orientales = Iglesia Dios Madre = Apostasía – Herejías – Sectas
    ME GUSTA COMO ES DIOS, QUE NO DEJA ESCAPAR LOS DETALLES. SIEMPRE OTORGO PROFECIAS CLARAS ACERCA DE LOS ACONTENCIMIENTOS PARA QUE NADIE SE PONGA A INVENTAR. HERMANOS, NUNCA PONGA EN LA BIBLIA LO QUE LA BIBLIA NO DICE. CON ALGO TAN SERIO USTEDES PIENSAN QUE DIOS IBA A DEJAR ESO AL AZAR? SI DIOS NO MENCIONO UNA DIOSA MADRE, NO HAY RAZON PARA CREER EN ESO. NO HAY, NO EXISTE UN SOLO TEXTO BIBLICO QUE DIGA QUE HAY UNA DIOSA MADRE Y QUE PROVIENE DE COREA…. QUE BLASFEMIA.

    • Adriano Vega

      Si usted cree en Jesús es porque las profecías de la biblia hablan de Jesús, y no es que en el antiguo testamento esté escrito el nombre de Jesús, si no que usted cree por las profecías del antiguo testamento(1Co15:3-4). NOSOTROS CREEMOS EN LA MADRE CELESTIAL PORQUE DE ELLA PROFETIZA LA BIBLIA, los que la nieguen serán avergonzados como los judíos como en la época de hace 2000 años. DIOS LOS BENDIGA MUCHO HERMANOS =D

  3. Hechos 7:51-53Nueva Versión Internacional (NVI)

    51 »¡Tercos, duros de corazón y torpes de oídos! Ustedes son iguales que sus antepasados: ¡Siempre resisten al Espíritu Santo! 52

  4. La madre celestiales es Dios y el espíritu mismo dio testimonio. De ella son como sus antepasados siegos

  5. Daniel

    La Biblia da testimonio de que la Jerusalén es la fuente del agua de la vida,y nos dará el agua de la vida, es decir, la vida eterna y la salvación.
    Entonces, ¿esta Jerusalén se refiere a la Jerusalén física que se ubica en Palestina?
    La Jerusalén física no puede darnos el agua de la vida, ni la vida eterna, ni la salvación.
    El que puede darnos el agua de la vida, la vida eterna y la salvación, es solo Dios.
    Porlo tanto, Jerusalén que nos da el agua de la vida, no es Jerusalén terrenal,sino Jerusalén celestial.
    Sin embargo, la Biblia dice que esta Jesusalén es la esposa del Cordero(DiosPadre), ¿cómo debemos llamarla?
    Naturalmente tenemos que llamarla Dios Madre, ¿no es así?
    En los últimos días, cuando tengamos que creer en la Madre celestial(la Madre Jerusalén celestial), podemos recibir la salvación.
    Espero que obtengan la vida eterna y reciban la salvación debido a creer en nuestra Madre, la Jerusalén celestial, testificada por la Biblia.

  6. alba

    Desde Genesis hasta Apolcalpsis de la Biblia, da testimonio de nuestra madre celestial quién es la esposa del cordero,la que nos da el agua de la vida.
    Solamente tenemos que creer en las profecías de la Biblia abriendo el corazón y abandonando pensamiento del hombre para creer en Dios Madre.
    En esta época, el salvador es no solo Dios Padre sino Dios Madre.
    por eso tenemos que creer en Dios Padre y Dios Madre para recibir salvación.

    • Rosita

      Amen, toda la biblia da testimonio de Dios Madre(Madre celestial).
      Creyendo en Dios Madre(Madre celestial), vamos a recibir la salvación.

  7. linda

    La Biblia claramente nos enseña que la Jerusalén física donde está en Palestina es un modelo, y la Jerusalén Celestial es nuestra Madre Celestial (Dios Madre) (Ga.4:26). Y la Biblia testifica que la Jerusalén Celestial (la Madre Celestial) es la fuente del agua de la vida.
    ¿Si desciende la Esposa, la Jerusalén Celestial después del último juicio y la salvación , para quien va a descender del cielo a esta tierra?
    La Esposa, la Jerusalén Celestial ya ha venido en la carne en esta última época para darnos el agua de la vida, la salvación.
    Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM) y reciba la Madre Celestial (Dios Madre)

  8. Andrea

    Gracias Padre y Madre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *