Deber del testigo

Apr 7, 2017 by

 testigos de Dios


JW Choi,  Corea

Un correo llegó a mi casa. El lugar de remisión era un tribunal del distrito. Como yo vivía sin tener cuidado del tribunal, incliné mi cabeza a causa del correo que había llegado de la nada.

[Citación judicial para testificar]

Unos meses atrás, reporté a la policía que fui testigo de cómo una persona ebria usaba la violencia contra un estudiante en la calle. Entonces el tribunal me citó como testigo para declarar sobre el incidente.

Si era necesario, yo podía atestiguar. Pero era complicado debido a que estaba muy ocupado por mi trabajo. Por eso intenté encontrar una forma de aplazar la fecha de la declaración o algún otro método. Luego me enteré del “deber del testigo” que nunca antes había escuchado.

De acuerdo con las leyes de Corea, el tribunal puede citar a cualquier ciudadano como testigo mediante la jurisdicción, y la persona que ha sido citada como testigo tiene el deber de testificar con la verdad en la corte. Si una persona desobedece la citación sin ninguna razón en particular, el tribunal puede llevarla a la corte obligatoriamente usando la autoridad del gobierno, o imponerle una multa, o llevarla a prisión. Ya que está relacionada con la jurisdicción que cumple con la justicia de la sociedad, tiene el carácter de fuerza legal.

Sin embargo, no cualquiera puede ser testigo. El tribunal escoge como testigo al que no tiene problemas en atestiguar y hace que este jure antes de declarar, para que no dé un falso testimonio. Si el testigo da un falso testimonio aun después de haber jurado, es castigado por cometer perjurio. Por eso, testificar la verdad es el deber más importante y la responsabilidad del testigo. La citación judicial para testificar que recibí, era una clase de ordenanza que contenía la voluntad y poder del gobierno que llevaría a cabo todas las leyes.

Pensé en el deber del testigo espiritual que Dios me ha confiado.

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu
Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” (Hch. 1:8)

Jesús dijo que si el Espíritu Santo viene sobre nosotros, seremos testigos que testifiquen a Cristo hasta lo último de la tierra. En otras palabras, todos los santos que recibieron el Espíritu Santo tienen el deber de dar testimonio de Cristo. La petición de ser los testigos de Dios es el deber más santo dado a los hijos que Dios ama de una manera particular. La razón es que nadie puede llevar a cabo el deber de un testigo, sino solo aquellos que son aprobados por Dios para confiárseles el evangelio. Por ello, el rol de un “testigo de Dios” es un deber noble y santo que contiene las bendiciones que no pueden ser comparadas con ninguna cosa de esta tierra.

Después de saber qué importante era ser testigo, ya no quise evitar testificar. Terminé todas las cosas pendientes de antemano y esperé el día del juicio.

El día que fui al tribunal, aunque había preparado mi corazón, me sentí un poco nervioso y tuve un poco de miedo porque era la primera vez que estaba de pie ante un tribunal. Sin embargo, contrariamente a mis preocupaciones, no fue tan difícil. Yo no era el juez que tenía que ejecutar la ley ni el fiscal que tenía que acusar a alguien de algún crimen. Yo no era más que un testigo que tan solo dice la verdad. Lo único que tenía que hacer era decir lo que había visto y experimentado. Al salir del tribunal después de dar mi testimonio, me sentí aliviado y muy bien por el hecho de que mi testimonio hubiera ayudado a revelar la verdad.

Igualmente, antes de hacer la obra de testigo que da testimonio del Espíritu y la Esposa, me parecía difícil hacerlo, aunque no necesitaba preocuparme ni agobiarme. Si tan solo entrego las palabras de la Biblia tal y como están escritas, y enseño el amor y sacrificio del Padre y la Madre que hasta ahora he oído y experimentado, eso es todo.

Deseo convertirme en testigo de Dios que entregue sinceramente la verdad de que el Espíritu y la Esposa han venido a esta tierra para salvarnos, con toda mi mente, fuerzas y corazón. Haciendo esto, quisiera agradar a Dios que me ha escogido como su testigo, aunque soy imperfecto en muchos aspectos, y también sentirme orgulloso de mí mismo.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

La comunicación enseñada por el rey Sejong
Dios Madre está ayudándonos siempre
FacebookTwitterShare

Related Posts

Tags

Share This

10 Comments

  1. Reina

    Somos testigos de Dios Elohim, Dios Padre y Dios Madre en esta última época. Haré todo posible para llevar a cabo mi misión.

  2. Daniel

    Como los testigos del Padre y la Madre celestiales quienes son los Salvadores en la época del Espíritu Santo, hagamos la misión del evangelio predicando el nuevo pacto y testifiquemos a Dios Elohim al mundo entero.

  3. clara

    Soy testigo de Dios Elohim, Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre quienes son los Salvadores de esta época. Voy a testificar a mi Dios Elohim más diligentemente con todo mi corazón.

  4. linda

    Leyendo este artículo, podía sentir muchas cosas, gracias a Dios Padre y a Dios Madre por llamarme por el testigo de “Espíritu y la Esposa”. Quiero ser un buen testigo de Dios Elohim.

    • maru

      También quiero ser un buen testigo de Dios Padre y Dios Madre conforme a su corazón.

  5. monica

    Dios Padre y Dios Madre me escogeron como el testigo de Dios Elohim. Quiero ser buen testigo de Dios para testificar Cristo Ahnsahnhong y Dios Madre quienes vinieron a esta tierra en la carne para nuestra salvación.

    • lunajung

      En esta época el Salvador es Cristo Ahnsahnhong y La Madre celestial.

  6. Garcia Luis

    Hoy en día, muchas personas están haciendo el rol de el testigo de los dioses que ellos creen. Entre los dioses, estamos haciendo el rol de el testigo de Dios Elohim, el verdadero Dios. De hecho, estamos recibiendo la bendición de Dios Elohim.

  7. Abril Choi

    Solamente la Biblia es el único testimonio que nos hace conocer a Dios Padre y a Dios Madre.

  8. Lisa

    Muchas gracias. Dios Padre y Dios Madre me escogeron como el testigo de Dios Elohim

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *