El buen sufrimiento

Oct 16, 2017 by

sufrimiento,DiosMadre

Erik M, EE. UU.


Mi apartamento tenía un balcón en el lado que daba a un callejón. Probablemente porque nunca lo usé, una paloma formó su nido en la esquina del balcón. Efectivamente una semana más tarde, aparecieron huevos entre el pequeño montón de ramitas. Días después, los huevos eclosionaron y empezaron a piar y a retorcerse pequeños polluelos de paloma. Nunca había tenido la oportunidad de ver la naturaleza en acción. Así que los observaba cada cierto tiempo a través de la puerta corredera de vidrio.

Un día, uno de los dos polluelos cayó del nido al duro suelo de concreto. El pobre polluelo empezó a moverse por el suelo y a llorar. Privado de su nido cálido y vulnerable a los depredadores, ahora estaba en una situación nefasta. Por desgracia, no tenía plumas y no podía volar ni regresar a su nido, ni la madre paloma podía recogerlo para llevarlo de regreso.

El polluelo iba y venía todo el día, llorando interminablemente. Se veía muy angustiado, pero no quise interferir con la naturaleza regresándolo a su nido. A veces, se desmayaba por el agotamiento, y se despertaba a los pocos minutos reanudando su frenético llanto y corriendo. Me sentí muy mal de verlo soportando esa situación mientras el otro reposaba seguro y caliente en el nido.

Entonces ocurrió algo extraordinario. Cada vez que la madre estaba por dar alimento, el polluelo que estaba en el suelo saltaba y embocaba el alimento más rápido que el otro polluelo que estaba esperándolo en el nido. A veces, la madre incluso lo alimentaba con una doble porción. Además, mientras el otro polluelo dormía, él conseguía más comida de su madre gracias a sus incesantes ruegos. Me sorprendió ver a este pequeño polluelo que no perdía su energía, a pesar de la terrible situación.

Con el tiempo, al polluelo le habían crecido muchas plumas y batía las alas. Sentí admiración por ese polluelo que sobrevivió en el suelo de concreto. Entonces, de repente noté algo: solo escuchaba a un polluelo. Cuando eché un vistazo al nido, solo había plumas y huesos. El otro polluelo que había tenido una vida cómoda y segura, no pudo sobrevivir, y pereció en su propio nido. Quedé impactado al verlo. En cambio, el polluelo que vivía en una situación desfavorable, desplegó sus alas y voló a su propia familia.

A través de esto, empecé a reflexionar sobre mi vida de la fe. Cuando enfrentaba dificultades, deseaba un camino más fácil. A menudo pensaba que la situación era desesperante. Pero en estos sucesos yace la gran providencia de Dios. Él desea que sus hijos no renuncien hasta el final incluso en situaciones difíciles, sino que pidan su ayuda a fin de recibir más grandes bendiciones, y finalmente regresen al hermoso hogar, venciendo el dolor y la pena.

El polluelo en el nido vivía cómodo, descansando. Parecía que lo tenía todo, pero se encontró con un final desafortunado. Así, comprendí que si solo perseguimos la comodidad de este mundo en lugar del sufrimiento por el evangelio, podríamos perder la gloria eterna y la recompensa del cielo. Dios puede concedernos situaciones cómodas. Pero nos hace fortalecernos en las dificultades, deseando que los nombres de sus hijos brillen para siempre en su eterno reino. Comprendiendo esta voluntad de los Padres celestiales, nunca me rendiré sin importar qué obstáculos atraviese, y seguiré al Padre y a la Madre hasta el final para alcanzar el eterno reino de los cielos.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

La voz de Dios Madre
El corazón de los padres
FacebookTwitterShare

Related Posts

Tags

Share This

16 Comments

  1. Rocio Mendoza

    Es una muy buena fragancia de Sion. Me emocioné mucho. Pude comprender el amor y la voluntad de Dios a través de la providencia de la naturaleza. Dios es todopoderoso, puede darnos una situación cómoda y favorable, sin embargo, nos da muchas dificultades y muchos sufrimientos. Me di cuenta de por qué Dios nos permite estas cosas: para fortalecernos y llevarnos al reino de los cielos. Como el polluelo de paloma que caía en el duro suelo de concreto, yo también siempre pediré la ayuda y el poder de Dios para llevar a cabo la misión de evangelio.
    Antes, la Madre nos dijo que “el evangelio es un buen sufrimiento”. Voy a recibirlo con placer, porque mediante él, Dios me hace su hija más digna de entrar en mi eterna patria. Entonces, podré volar en el universo libre y alegremente con mi familia celestial. Deseo que ese día llegue pronto. Ahora no tengo miedo del sufrimiento sino doy más gracias a Dios Elohim por su infinito amor.

  2. Lucy

    Pienso en el sacrificio de nuestros Padres Celestiales. Realmente nos fortalece en su amor para guiarnos al reino de los cielos. Venceremos toda dificultad ya que Dios nos fortalece.

  3. Martin

    Me di cuenta de su voluntad que Dios nos dio por medio de esta fragancia de Sion.
    Voy a ir corriendo al reino de los cielos venciendo cualquiera dificultad y cualquier sufrimiento.

  4. clara

    Me emocioné mucho por esta fragancia de Sion. Cuando vencemos muchas dificultades y los sufrimientos por el evangelio, nuestra fe se convierte más firme. Y finalmente podemos regresar a nuestra patria eterna, el reino de los cielos.
    Venzamos todas situaciones difíciles en este momento. Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre(la Madre celestial) estarán con nosotros.

  5. jessica

    Pude recordar la madre…
    Doy gracias a Dios Madre.

  6. isabel

    Dios nos dijo así “Más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segara vida eterna.”
    Siempre pensemos la bendición de Dios.

  7. linda

    Los israelitas también tenían muchas dificultades hasta que lleguen el Canaán. Dios Padre y Dios Madre nos prometieron el reino de los cielos. Aun que encontremosmuchas dificultades, quiero llegar allá venciendolas como este polluelo. Les doy muchas gracias por su gran amor.

  8. ANA

    Puedo entender por qué Dios nos dijo que siempre diéramos gracias a Dios y que No solo permitió la situación cómoda sino la situación difícil. Agradeceré a Dios Elohim quien me guía a la gloria eterna.

  9. dilia

    Gracias a Dios Padre y Dios Madre por permitirnos el reino de los cielos por medio del buen sufrimiento.

  10. joel5184

    Es una fragancia de sion para ser una leccion. Gracias!

  11. Abril

    Entendí que todo lo que me aconteció las situaciones en Dios es regalo de Dios Padre y Dios Madre para fortalecer a mi alma. Gracias a Dios por todo todo todo.

  12. Pedro

    Comprendí otra vez que en todo yace la voluntad de mis padres celestiales. Aun en las situaciones desfavorables y difíciles ellos, Dios Padre y Dios Madre nos alimentan con su amor sacrificado. levantando nuestra alma.

  13. Ruben

    Dios siempre fue el tercero para mí. Desde ahora, serviré a Dios como el primero de la misma manera que me lo mostró a mi. Muchísimas gracias a Dios Padre y a Dios Madre.

  14. Rosita

    Voy a caminar el camino del evangelio diligentemente, con la fe firme de Dios Padre y de Dios Madre.
    ¡Y seré una hija que predica la verdad del nuevo pacto al mundo entero!

  15. gloria1843

    A veces tenemos poco dolor y pruebas. Pero no olvidemos que finalmente Dios nos llevará al reino de los cielos. Gracias a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre por darme valor y fortaleza para soportar.

  16. Brenda

    Dado que la Biblia dice que tenemos que pasar por las dificultades para recibir la gloria del cielo, el Padre y la Madre me ayudan a superar todas las pruebas; y por eso les doy gracias al Padre y la Madre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *