Desde que sentí el amor de la Madre celestial

May 15, 2017 by

Dios madre, madre celestial


SW Park, Corea

Cuando era estudiante de primer año de la universidad, fui a la Iglesia de Dios siguiendo a mi segundo hermano mayor. Ya que me extrañaba que no erigieran la cruz, ni una sola palabra de la Biblia entró por mis oídos en ese entonces. Mi hermano trataba de enseñarme las palabras de la verdad tan a menudo como podía. Más adelante, mi cuñada, que se casó con él, se unió a su fe. Me gustaba su estilo de vida irreprensible, pero no quería estar vinculada a ninguna iglesia ni religión. Al menos hasta la pasada primavera, cuando ocurrió algo que dio un vuelco a mi vida.

En una revisión médica, me detectaron cáncer de tiroides. Al principio me sentí indiferente, pero cuando me dieron fecha para la operación, de pronto tuve miedo.

“Cuñada, la operación es el día siguiente de la Pascua. Espero que te operes después de guardar la Pascua.”

Mi cuñada me visitó y me explicó sobre la Pascua, diciendo que contiene la promesa de Dios de hacer que los desastres pasen por encima de nosotros. Ya lo sabía porque lo había oído antes, pero ese día las palabras de la Biblia me hablaron con claridad. Recibí la bendición de una nueva vida inmediatamente.

Antes de la operación, tuvieron que hacerme más pruebas inesperadamente, así que la fecha de la operación se aplazó al mes siguiente. Estando tranquila, guardé la Pascua con la mente en reposo y comencé a estudiar la Biblia.

Las palabras de la Biblia eran impresionantes. La historia del mundo está registrada en la Biblia, y no hay ni un solo error acerca de cuestiones científicas como el universo, la tierra, etc. Sobre todo, cuando estudié la parábola de la higuera que nos muestra que Cristo viene por segunda vez en lo último de la tierra en el oriente, en el tiempo de la independencia de Israel, quedé tan impactada que no podía ni respirar. Había sido testaruda en cuanto a mis ideas y ni siquiera había tratado de escuchar las palabras de la Biblia, que resultaron ser tan ciertas. Me sentí apenada y agradecida con mi hermano y su esposa.

Cuando guardé el Día de Reposo por primera vez, me sentí cómoda escuchando el sermón basado en la Biblia y viendo los rostros brillantes de los miembros. Incluso me arrepentí de haber tardado en venir. Fui operada después de guardar los cultos del Día de Reposo y de estudiar la Biblia durante varias semanas. La operación salió bien y no necesité radioterapia. Parecía ser la mano de Dios, por eso me sentí agradecida.

Después de conocer a nuestra Madre celestial, obtuve paz en mi corazón además de salud física. Solía cuidar mucho de mi esposo y de mi hijo porque me había casado a una edad avanzada. ¿Qué madre en el mundo no amaría a su hijo? Pero mi hijo, que nació prematuramente, tuvo que estar en una incubadora. Todavía es débil, así que tiene que ir al hospital con frecuencia para una revisión médica. Cada vez que veo a mi hijo, siento un dolor debajo de mi esternón, como si tuviera una indigestión.

Ya que lo amaba, quería darle todo. Pero cuanta más dedicación le ponía, menos podía hacer lo que yo quería, y eso me hacía sentir desanimada. Desde que era joven a menudo me sentía abatida, y esos sentimientos de vacío me dolían en el corazón sin excepción, incluso cuando estaba ocupada. Trataba de concentrarme más en el trabajo para huir de ellos. Después de comprender acerca de la Madre, me di cuenta de que se trataba del asunto de nuestro espíritu que no puede ser aplacado con nada de este mundo.

A medida que asistía a Sion, llegué a deshacerme de todas mis angustias, lo cual cambió mi mentalidad hacia los demás. Antes insistía en mi propia opinión, pero ahora ya no. Sobre todo, al criar a un hijo llegué a pensar: “Ah, la Madre celestial debe de sentirse así”. Es difícil darle todo a un hijo, por más precioso y adorable que sea, pero la Madre se ha entregado completamente para sus hijos. Cada vez que me acuerdo de que Ella perdona con amor mis pecados indescriptibles y cubre todas mis iniquidades, siento profundamente que Ella es mi Madre.

Desde que sentí el amor de la Madre, mi corazón hacia mi madre física también se volvió más cálido. Me resultaba fácil hablarle porque ella había asistido a eventos de la iglesia con mi hermano y su esposa, y también había leído las revistas mensuales con noticias de la iglesia. Cuando le dije que quería que fuera feliz con esperanza en el cielo, sin más preocupaciones, porque ella había sufrido mucho toda su vida para criar a sus hijos, aceptó la verdad con gozo.

Quisiera entregar el amor de la Madre a otros miembros de mi familia, incluyendo a mi amado esposo y a mis amigos que aún no han aceptado la verdad. Creo que este gozo y esta felicidad pueden ser entregados con el corazón más rápidamente que con las palabras. Madre, gracias por guiar mi alma al camino de la salvación y la felicidad. Por favor, hágame seguirla por dondequiera que me guíe, siendo siempre un cordero más pequeño que el Cordero con humildad.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

Aun mientras duermo
Espera de la Madre
FacebookTwitterShare

Related Posts

Share This

12 Comments

  1. Daniel

    Solo el amor de la Madre celestial puede cambiar el mundo entero.
    Anunciemos el amor de la Madre a la humanidad y alumbremos la luz gloriosa de la Madre.
    Como la Madre guía mi alma al camino de la salvación, así también guiemos las pobres almas del mundo.

  2. Esperanzakim

    Gracias a Dios padre y a Dios madre.

  3. alexanderia terapia

    ¡Oh Madre,es mi vida y esperanza mía!
    ¡Oh Madre,es mi gozo y amor verdadero!
    ¡Oh Madre,es mi fuerza,usted es mi salvación!

    • clara

      Amén~!
      Podemos recivir la salvación por el amor y el sacrificio de la Madre celestial.

    • lunajung

      Amen.Yo doy gracias a la Madre celestial!!

  4. Ruben Gonzalez

    Mateo 10:30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados.
    El interés de nuestra Madre celestial a nosotros es que el gran amor que abraza todo el universo. Madre celestial, que es el amor eterno.

  5. Abril Choi

    Me crecía mi fe por el amor de mi madre física. Podía entender el amor celestial por los sacrificios que me den gratuitamente.

  6. clara

    Madre, muchas gracias por guiarme a su seno. Deseo seguir a la Madre celestial hasta el fin.

  7. Claudia

    Yo también a través del amor de Dios Madre he comprendido más el amor de mi madre física y ahora llevamos muy bien.

  8. Pedro

    La Madre siempre consuela mi corazón y mi alma. Mi espíritu tiene calma por el amor de ella.

  9. monica

    Si tengamos el amor de la Madre celestial, este mundo tendrá la paz.

  10. Angela

    Estoy tan agradecido y honrado de haber conocido a la Madre Celestial~ Nunca jamás quiero dejarla nuevamente~ nunca habrá una manera de recompensarle por tge tge loce Usted ha dado~ Gracias tanto de todo mi corazón

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *