¿Cristo Ahnsahnghong no es Cristo porque murió?

Jun 19, 2013 by

Dios Madre

[Falso argumento]

La Biblia dice que Jesús no puede morir de nuevo después de su muerte en la cruz, pero el Sr. Ahnsahnghong murió, por eso no puede ser Cristo.

  • Ro. 6:9 “sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.”

 

 

 

[Contramedida]

1. Está escrito que no hay Salvador fuera de Jehová. Si es así, ¿por qué creen en Jesús como el Salvador?

La característica de los que distorsionan las palabras de la Biblia es que toman aparte frases particulares e insisten sin considerar el contenido completo de la Biblia ni el propósito del texto.

Es así en este caso. Enfatizar frases que solo ellos necesitan es una insistencia solo para oponerse, sin considerar el verdadero significado del texto.

 

Demos un ejemplo para aclarar qué ociosa es su insistencia.

Si usted lee Is. 43:11, Jehová Dios dice: “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve”. ¿Qué sucede si interpretamos esto según su manera?

Tendríamos que decir que no hay Salvador fuera de Jehová, y que no puede aparecer otro nombre. Entonces, ¿cómo podríamos creer en Jesús como el Salvador? ¿Puede responder esta pregunta?

 

Del mismo modo, ignorando el texto completo y no considerando su propósito, si solo se insiste en frases específicas, se llega a una extraña conclusión.

 

 

2. ¿Saben correctamente las enseñanzas de la Biblia acerca de su segunda venida?

Quien ha examinado muchas profecías y sus cumplimientos acerca de la primera venida, aunque no hay palabra acerca de “la época del Padre” en Is. 43:11, podrá entender fácilmente y recibir a Jesús como el Salvador, comprendiendo que este versículo se aplica antes del tiempo en que Jesús vino a esta tierra.

 

Es lo mismo para Ro. 6:9. Si usted ha comprendido completamente acerca de la segunda venida a través del texto completo de la Biblia (muchas profecías y sus cumplimientos) y el propósito del texto, podrá entender que sus insistencias llegan al absurdo y a una extraña conclusión.

Por lo tanto, primero necesitamos examinar la profecía de la Biblia, que dice que Jesús vendrá en la carne a este mundo sin fe, cuando el día del juicio esté cerca, con el fin de restaurar la verdad del nuevo pacto.

 

 

3. Ya que Jesús fue resucitado con un cuerpo espiritual, ¿cómo puede morir?

Ro. 6:9 no es para explicar que Jesús no puede morir de nuevo sin importar la situación que sea.

Si examinamos desde los versículos anteriores, el contenido da una explicación conectando el bautismo con la muerte y la resurrección de Jesús.

 

  • Ro. 6:3-9 “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? […] Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; […] sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.”

 

“Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere”, significa que Jesús “resucitó” y que no morirá de nuevo. Esto explica acerca de Jesús, que resucitó de entre los muertos y vivirá eternamente. Piense en esto. Si Jesús resucitó y llegó a ser eterno con un cuerpo espiritual (1 Co. 15:44), ¿cómo podría la muerte enseñorearse de Él? ¿Cómo podría morir de nuevo? Es obvio que no morirá de nuevo y que la muerte no puede enseñorearse de Él.

Realmente está bien expresado. ¿No piensa usted que decir que Jesús puede morir de nuevo es negar dos hechos: que Jesús vive eternamente en el cielo, y que nosotros resucitaremos y viviremos eternamente en el cielo?

 

Del mismo modo, Ro. 6:9 enfatiza la verdad de que Jesús no murió sino que resucitó a un cuerpo eterno, y no es acerca del futuro, cuando Él viene a esta tierra por segunda vez en la carne.

Por lo tanto, usar este versículo para insistir en que Jesús en su segunda venida no puede morir, es simplemente una insistencia necia que es igual que decir que no podemos creer en Jesús porque no hay otro Salvador fuera de Jehová.

 

 

<Explicación Complementaria>

1. Si vemos de nuevo Is. 43:11, ¿testifica que no hay Salvador fuera de Jehová después de la época del Padre? No. Solo pone énfasis en que Jehová era el Salvador de esos días.

En realidad, esto es bastante natural, porque en realidad durante esos días, no había Salvador fuera de Jehová.

Si alguno insistía en otro Salvador en esos días, habría llegado a ser un falso profeta, negando a Jehová como Salvador. Is. 43:11 fue escrito en esos días, y no para negar a Jesús el Salvador que vendría en el futuro. Así, no debemos negar a Jesús, diciendo: “Ya que está escrito en Is. 43:11 que no hay Salvador fuera de Jehová Dios, ¿cómo podemos creer en el nuevo Salvador Jesús?” Es lo mismo con Ro. 6:9.

 

 

2. Examine todos los versículos de la Biblia que hablan acerca de nuestra resurrección. Invariablemente, todos los versículos ponen énfasis en que no moriremos de nuevo. La Biblia también testifica que el cielo al que iremos después de resucitar, no es otro que “el mundo sin muerte”.

 

  • Lc. 20:35-36 “mas los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento. Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.”
  • 1 Co. 15:54 “Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”
  • Ap. 21:4 “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”

 

Jesus mostró su resurrección de antemano, para mostrarnos cómo resucitaremos.

Por lo tanto, ¿no es natural que en los versículos anteriores Jesús resucitado no pueda morir, y que la muerte no se enseñoree de Él?

Por eso, Ro. 6:9 testifica el estado de esta resurrección que no tiene nada que ver con Jesús en su segunda venida que vino en la carne ni con su muerte.

¿Qué sucede si Jesús, que permaneció en un cuerpo espiritual e inmortal, viene de

 

nuevo en la carne? Ya que vino en la carne y no en el cuerpo espiritual resucitado, Él puede morir cuantas veces desee, y esto no va contra Ro. 6:9 en absoluto, que dice que Jesús resucitado en un cuerpo espiritual no puede morir.

Por lo tanto, la insistencia de los que distorsionan las palabras “el cuerpo espiritual ya no puede morir”, para alegar que Jesús en su segunda venida no puede morir de nuevo, es falsa.

 

 

3. La Biblia profetiza definidamente que Cristo, el Rey de Sion, perecerá en los últimos días. 

  • Mi. 4:1-2 “Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová […] y correrán a él los pueblos. Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, […]”

Así, muchas naciones vendrán a Sion en los últimos días, y Dios mismo les enseñará. En ese tiempo, el pueblo de Dios gritará y el dolor lo tomará.

 

  • Mi. 4:6-9 “En aquel día, dice Jehová, juntaré la que cojea, […]; y Jehová reinará sobre ellos en el monte de Sion [Jehová es el rey de Sion] desde ahora y para siempre. Y tú, oh torre del rebaño, fortaleza de la hija de Sion, hasta ti vendrá el señorío primero, el reino de la hija de Jerusalén. Ahora, ¿por qué gritas tanto? ¿No hay rey en ti? ¿Pereció tu consejero, que te ha tomado dolor como de mujer de parto?”

 

¿Por qué gritan de dolor? Es porque el Rey de Sion, que es el consejero, ha perecido. ¿Quién es Él? Es el mismo Dios (Is. 9:6, 33:20-22). Por esta razón, Dios debe venir en la carne y perecer en los últimos días. Según esta profecía de la Biblia, Cristo Ahnsahnghong murió después de predicar el evangelio durante 37 años.

 

 

4. El rey David espiritual en la Biblia representa a Dios que viene en la carne (Is. 9:6-7). Por lo tanto, Jesús en su segunda venida, que es David que aparecerá en los últimos días (Os. 3:5, Ez. 37:24), debe venir en la carne y cumplir los 37 años restantes según el trono de David. Ya que Jesús en su segunda venida debe cumplir la profecía acerca de la parábola de la higuera, la obra del evangelio debe comenzar en 1948, cuando Israel se independizó. Entonces, ¿qué debe pasar con Jesús en su segunda venida en 1985 cuando se cumplen los 37 años? Piense en esto.

 

 

¿Debemos orar en el nombre de Jesús según el ejemplo que dio Cristo Ahnsahnghong?
¿El señor Ahnsahnghong no cumplió la profecía del rey David?
FacebookTwitterShare

Related Posts

Tags

Share This

4 Comments

  1. Ellos no entienden las profecías del Jesús en su primer venida. Por lo tanto, ellos no entienden nada de las profecías de la segunda venida. No necesitamos creer en la insistencia de ellos.

  2. YEKIS

    ESTA FALSA IGLESIA INSISTE EN COSAS SIN FUNDAMENTO, SON COMO LOS SACERDOTES QUE CRUCIFICARON A JESÚS, SOLO PONIENDO SU PENSAMIENTO CREYERON HASTA EL FINAL Y DIJERON COMO UN SIMPLE HOMBRE PUEDE SER DIOS SIN EMBARGO, JESÚS FUE DIOS MISMO, PERO QUIENES LO RECOCIERON SOLO SUS LOS APÓSTOLES (ESCOGIDOS) DE LA MISMA FORMA AHORA QUIENES SOLO RECONOCEN Y ACEPTAN AL SEÑOR AHNSAHNGHONG SOLO SUS ESCOGIDOS QUE SOMOS NOSOTROS, QUE ESTAMOS DISPUESTOS A PREDICAR EL EVANGELIO HASTA EL FIN DE NUESTROS DÍAS.

  3. angelina

    En cada época existe el Salvador, en la época del Padre el Salvador era Jehová, y en la época del Hijo el Salvador era Jesús, y en la época del Espíritu Santo el Salvador es nuestro Padre Cristo Ahnsahnghong.

  4. rosa

    Cristo Ahnsahnghong es nuestra Padre espiritual, Dios Padre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *