Como la primera decisión

Jul 27, 2016 by

elogio-diosmadre.org


HR Kim, EE. UU.

Había una colección de adhesivos en el jardín infantil, mi primer empleo después de mi graduación. Si un niño cumplía muy bien las reglas, como saludar cordialmente, comer de forma balanceada, ser gentil con sus compañeros… los profesores le dábamos un adhesivo; pero si no, sus adhesivos debían ser despegados de la tabla de adhesivos. Todas las semanas se daba un premio como una recompensa al niño que acumulaba más adhesivos.

Al principio, cuando los niños recibían la tabla de adhesivos con sus nombres en ella, se sentían muy entusiasmados y decididos.

“Desde mañana, cuando tome el bus por la mañana, saludaré cordialmente al auxiliar, de modo que pueda obtener un adhesivo.”

“Desde ahora voy a comer los vegetales.”

El efecto de coleccionar los adhesivos fue más allá de las expectativas. A fin de recibir un adhesivo, los niños cumplían hasta las reglas más difíciles.

Todos los lunes un grupo de niños se apresuraba a preguntar:

“¿Quién recibirá el premio esta semana?”

“Oh, esta semana Hyong-jun ha acumulado más adhesivos. Hyong-jun, ¡felicitaciones!”

Como Hyong-jun había recibido el premio la semana anterior, y recibió otro esa semana, todos los niños regresaron a sus asientos desilusionados.

“Los profesores solamente aman a Hyong-jun.”

“No es así. Soo-yeon, tú también hiciste un buen trabajo. Si te esfuerzas más, sin falta recibirás el premio.”

“Sí.”

Sabiendo muy bien que cada niño quería recibir el premio, los profesores idearon una manera de dar el premio equitativamente. Decidieron elegir cada semana a un estudiante y animarlo para que se esforzara a coleccionar más adhesivos. Los maestros también se esforzaron por todos los medios en secreto, mientras los niños trataban de lograr sus metas.

Varios meses han pasado desde que empezamos a coleccionar los adhesivos. Con el tiempo, las actitudes de los niños se hicieron diferentes entre sí.

“Ju-young, estabas corriendo en el pasillo, ¿no es así? Has roto las reglas y debería quitarte tu adhesivo.”

“Puede quitarlos todos. De todos modos, no puedo obtener el premio. Si no quedan adhesivos, es mejor para mí porque no habrá adhesivos que quitar.”

Algunos estudiantes renunciaron a obtener el premio pensando que ciertos ganadores siempre recibían el premio. Algunos niños fingían su comportamiento solo cuando los profesores los observaban. Si un niño corría el riesgo de perder su adhesivo por pelear con su compañero, llevaba el adhesivo de la tabla de su compañero al maestro, diciendo: “Ambos hicimos mal, por eso quítele su adhesivo a él también”.

Por otra parte, otros estudiantes mantenían su primera decisión de ser elogiados y de ganar el premio, cumpliendo las reglas con entusiasmo aunque nadie estuviera observándolos, acostumbrados ya a esto. Dichos estudiantes eran ganadores estables del premio.

Viendo el comportamiento de los niños por varios meses, pensé: “¿Cómo seré visto por el Padre y la Madre celestiales?” Me analicé para ver si había renunciado al premio celestial asumiendo que era muy difícil de obtener, o simplemente actuando como si estuviera haciendo algo.

Dios siempre nos ayuda a alcanzar el premio celestial. Él siempre nos anima elogiándonos, aunque nos falta mucho, y también corrige nuestro comportamiento incorrecto e indeseable.

Aunque haya dificultades al guardar las reglas del cielo, debo esforzarme más para ser un hijo que siempre sea elogiado por Dios, porque el Padre y la Madre me ayudan. Anhelo ansiosamente el día en que mis adhesivos de elogios acumulados se conviertan en la eterna recompensa celestial.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

El sonido de la tos de mi padre
“¡Encontremos a todos los miembros de nuestra familia celestial y salvémoslos!”
FacebookTwitterShare

9 Comments

  1. Gloria

    Para cumplir el objeto se necesita la paciencia y esperanza.
    Sin embargo, cada vez se encuentra las dificultades, podemos perder el primer objeto fácilmente.
    Como los estudiantes mantenían su primera decisión de ser elogiados y de ganar el premio, cumpliendo las reglas con entusiasmo aunque nadie estuviera observándolos, acostumbrados ya a esto. Dichos estudiantes eran ganadores estables del premio.
    Nosotros también no debemos cambiar nuestro corazón y matenerlo hasta que vayamos al cielo.
    Quiero ser elogiada por el Padre celestial cuando vaya al cielo “ha hecho bien”
    Y como Caleb y Josué quien podían entrar en la tierra de Canaán al final, yo también creyendo en la promesa de Dios y siempre ayudando a la Madre celestial seguiré a Dios Madre y guardaré los mandamientos de Dios fielmente hasta el final.

  2. gloria1843

    Doy gracias a Dios Padre Ahnsahnghong y a Dios Madre que me ayudan siempre.
    ¡Ánimo!

    • isabel

      ¡Tenga animo! Ayudamos a otros hermanos y hermanas como Dios nos hacia. Esto es la volundad de Dios. Por tanto vamos a regresar al reino de los cielos con todo junto.

  3. isabel garcia

    Dios nos ayuda siempre.Gracias a Dios padre y a la madre celestial.

  4. Lucia

    Me tocó el corazón esta fragancia de Sion. Me recordé que Dios siempre nos ayuda a alcanzar el premio celestial. Él siempre nos anima elogiándonos, aunque nos falta mucho, y también corrige nuestro comportamiento incorrecto e indeseable.
    Agradezco a Dios Padre y a Dios Madre por acogernos con amor del cielo.

  5. clara

    Hay muchos premios en el cielo que Dios Padre ha preparado para nosotros. Pero, necesita nuestra esfuerzo para ganarlo.
    La Madre celestial nos dijo que “Animemos”. Tengamos más Ánimo pesando el premio eterno del cielo y la Madre celestial. Le doy muchas gracias a la Madre celestial por estar con nosotros.

    • joel5184

      Si te esfuerzas sin darte por vencido, obtendrás buenos resultados. no es asi!

  6. Lucy

    A pesar de que toda la humanidad está en esta ciudad de refugio por el grave pecado cometido en el cielo, Dios nos concedió la oportunidad de limpiar de nuestros pecados y quiere premiarnos en el cielo. Es una gran gracia y misericordia de Dios. Hay suficiente razón de dar toda la gloria a Dios Elohim.

  7. gloria1843

    Amén. Creo en Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre que me dan el premio, y trataré de recibir más bendiciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *