¿El sacrificio de la vaca no es una profecía acerca de Dios Madre?...

Jun 22, 2013 by

[Falso argumento] La Iglesia de Dios dice: “La vaca en Números 19 es el único sacrificio animal femenino del Antiguo Testamento. Por lo tanto, el sacrificio de la vaca en Hebreos 9 es la profecía del sacrificio de Dios Madre en la carne”. Sin embargo, el sacrificio de la vaca en Hebreos 9 ya se cumplió completamente con Jesús, por eso no tiene nada que ver con la Madre celestial. He. 9:13-14 “Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?”...

read more

¿La esposa, la jerusalén celestial, desciende después del último juicio?...

Jun 7, 2013 by

[Falso argumento] En Apocalipsis 21, la nueva Jerusalén desciende después de finalizada la obra de la redención, y luego que han pasado el primer cielo y la primera tierra. Por lo tanto, la enseñanza de que la Madre Jerusalén viene a salvar a la gente antes de que eso ocurra, es incorrecta. Ap. 21:1-2 “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, […]”     [Contramedida] 1. ¿Acaso la revelación siempre tiene lugar según el orden en el que se ve? Cuando el apóstol Juan vio la revelación, él “vio” el cielo nuevo y la tierra nueva, y luego “vio” la santa ciudad...

read more

¿Ya que la “Madre” en gálatas 4 significa un país, la Madre celestial no existe?...

May 22, 2013 by

[Falso argumento] Resumiendo Gálatas 4: Primero, Agar es la actual ciudad de Jerusalén y representa al Antiguo Testamento, y sus hijos están en esclavitud. Segundo, Sara es la Jerusalén celestial y representa al Nuevo Testamento, y sus hijos son libres. El apóstol Pablo escribió que “la nueva Jerusalén es nuestra madre”, cuando explicó que nosotros, que hemos estado bajo la ley, heredaríamos el reino de los cielos desde la venida de Cristo. Aquí, él solo mencionó a la Jerusalén celestial como un país en el que entraríamos en el futuro. Hay otras partes en la Biblia donde “madre” se refiere a un “país”. Por lo tanto, no existe Madre celestial. 2 S. 20:19 “Yo soy de las pacíficas y fieles de Israel; pero tú procuras destruir una ciudad que es madre en Israel. ¿Por...

read more