La comunicación enseñada por el rey Sejong...

Nov 22, 2017 by

Kim SH, Corea —¿Pueden mencionar al rey que más respetan en la historia de Corea? Ante esta pregunta, muchos coreanos pensarían en el rey Sejong. Sejong no era un rey con un carisma que abrumara a su pueblo y a sus funcionarios; pero es respetado incluso por las siguientes generaciones, lo cual se atribuye en gran medida a la invención del Hangul, el alfabeto coreano. Viendo un documental televisivo realizado para celebrar el “Día del Hangul”, pude reafirmar que fue el amor del rey Sejong por su pueblo lo que le hizo crear este alfabeto. A diferencia de la mayoría de los reyes, Sejong no gobernó sobre su pueblo usando su trono y su poder, sino que trató de entender a sus súbditos queriendo beneficiarlos. Tal actitud le permitió comunicarse con su pueblo. Como...

read more

La voz de Dios Madre

Oct 31, 2017 by

Jasmin K,  Filipinas Mientras navegaba en Internet viendo las noticias, el título de un artículo llamó mi atención: “Las tortugas de río ‘conversan’ con sus crías que están a punto de eclosionar”. Se sabe que después que las tortugas de río de Sudamérica ponen sus huevos, nunca vuelven a su nido. Sin embargo, el último descubrimiento señala que las hembras que van al océano después de poner sus huevos, regresan a las playas cuando los huevos están listos para eclosionar. Después, las madres realizan sonidos específicos para llamar a sus crías. El artículo decía que sin estos sonidos, las jóvenes tortugas no pueden saber a dónde ir. El viaje de estas crías recién salidas del huevo hacia el océano, su verdadero hogar, es muy difícil. A lo largo de la orilla del mar, las...

read more

El buen sufrimiento

Oct 16, 2017 by

Erik M, EE. UU. Mi apartamento tenía un balcón en el lado que daba a un callejón. Probablemente porque nunca lo usé, una paloma formó su nido en la esquina del balcón. Efectivamente una semana más tarde, aparecieron huevos entre el pequeño montón de ramitas. Días después, los huevos eclosionaron y empezaron a piar y a retorcerse pequeños polluelos de paloma. Nunca había tenido la oportunidad de ver la naturaleza en acción. Así que los observaba cada cierto tiempo a través de la puerta corredera de vidrio. Un día, uno de los dos polluelos cayó del nido al duro suelo de concreto. El pobre polluelo empezó a moverse por el suelo y a llorar. Privado de su nido cálido y vulnerable a los depredadores, ahora estaba en una situación nefasta. Por desgracia, no tenía...

read more

El corazón de los padres

Sep 29, 2017 by

EJ C,  Corea Cuando mis hijos fueron a un campamento de la escuela, nos quedamos solos mi esposo y yo en casa. Aunque fue solo por un día, pudimos disfrutar de un poco de tranquilidad después de mucho tiempo. Como se acercaba nuestro aniversario de bodas, salimos a cenar. Cada vez que mi familia comía fuera, por lo general mis hijos peleaban por sentarse cerca de mí, y yo los miraba molesta. Casi siempre me distraía tanto por cuidar de ellos, que no sabía ni qué era lo que había comido. Por eso estaba contenta en cierta parte porque esta vez podría disfrutar con mi esposo. Después de pensar en qué comer, decidimos ordenar un menú de sashimi y fuimos a un restaurante japonés. Ordenamos y pronto nos sirvieron a cada uno. —Oh, este...

read more

Un prisionero en la ciudad de refugio...

Sep 2, 2017 by

Cho EY, Corea ¡Plom! Una contundente puerta de hierro se abrió con un sonido sordo. Un documental presentó la vida de las prisioneras en una penitenciaría de mujeres. —¿Cómo será su vida? —pensé. Mi atención estaba enfocada en la televisión. ¡Treinta minutos de ejercicios al día! Era el único momento cuando las prisioneras podían ver el sol. Se reían y conversaban. Algunas se ejercitaban mientras que otras solo se sentaban a tomar sol. Si no usaran uniformes, lucirían como mujeres ordinarias y no como prisioneras. Una prisionera preguntó al reportero si su rostro aparecería en televisión. Ella preguntó no porque le importara. —No importa, si es que me envían de regreso a casa. Sonreía, pero se oía triste. Eran las cuatro de la mañana. Las prisioneras que estaban encargadas de cocinar empezaban su día...

read more